agapanthus

Cuando creo que los 40 en París son pasado, que no tengo nada  para compartir en el blog, que ya mi ánimo ha decaído……….

…………….Pasó por la flor y veo que han florecido los agapanthus, me recuerdan que hace mucho que no voy a la plaza, que la pasaba re lindo allí!

Volveré pronto, este domingo,espero………………………

15 noviembre, 2012 | Los 40 en París

disfruté de la música y me olvidé de mis preocupaciones

 

 

la vida te pasa, te sorprende, se vuelve monótona a veces y me dejo llevar por mis obligaciones, mis preocupaciones cotidianas, llegar a fin de mes…….


Voy a trabajar con Santiago; temprano por la mañana del jueves, un cliente cada uno y luego iríamos juntos a un consorcio en la calle Seguí.


Antes del mediodía vendría perfecto un café, pero no en cualquier lado, recuerdo perfectamente el  Pain au chocolat que me transportó a París hace un poco más de un mes, así que le indico a Santiago el lugar: definitivamente desayunaríamos allí.

Al llegar y mientras esperaba ansiosamente deleitarme con el pain, tomé un par de fotos, disfruté de la música y por media hora me olvidé de mis preocupaciones.

Carla Bruni endulzaba la mañana .

No más para decir, solo unas imágenes del lugar y que además de tener exquisiteces la atención es maravillosa.

 

 

 

28 octubre, 2012 | Los 40 en París

…………. por la ruta riendo, llorando

Ayer me di cuenta de algo: los 40 han traído cambios, decisiones y nueva vida a varios amigos de mi adolescencia.

Me escribí con Marcelo para coordinar un encuentro, hace dos años que he vuelto a verlo, nos reunimos cada dos o tres meses en algún bar, tomamos un café en Belgrano, alguna cerveza artesanal en San Telmo, charlamos acerca de los hijos, la familia, la gente que conocimos en común y en el pasado, todo lo que pueda venir a nuestra memoria.

Mi vida se complicó hace unos 10 años por haber tomado la decisión de vivir en Capital y he pasado muchos momentos tristes, difíciles, que parecía que no traerían mejor mañana. La gente que te conoce de pronto se aleja, te trata mal en algunos casos, bien en otros. Cuando estás mal parece que tu debilidad le da fuerzas al resto.

Marcelo, apenas nos vimos, me contó lo que le costó establecerse, permancer, lograr todo lo que ha logrado con muy pocas horas de sueño, con mucho trabajo y esfuerzo. Apenas nos vimos también me ofreció ayuda sin tener que pedirle nada y sin juzgar como me conduzco o me he conducido, preguntándo solo lo necesario, poniendo su oído y su corazón en nuestras charlas.

Hace un par de días me dice que cambia de ciudad de residencia después de vivir 23 años en esta ciudad, que tiene nuevos proyectos y desafíos. No he dejado de pensar desde que leí su mail en todos nosotros, mis amigos, mis conocidos de la secundaria, y he hecho un recorrido mental que quiero dejar registrado: aprovecho estas páginas para hacerlo.

Antes de cumplir mis 40 visté en La Pampa a mi amiga, la negra, festejaba su cumpleaños y me esperó en la terminal (en un auto precioso, tan lindo que mientras ella me hablaba antes de subir yo lo acariciaba, jajajajaj). Fuimos por la ruta riendo, llorando, porque tenía muchas cosas que contarme, muchas alegres pero que me hacían llorar de alegría!

Se reencontró con su primer amor y me dijo: estoy más enamorada que de ningún hombre lo ha estado, icluído él.

Luego estaba mi sueño, el que no llegaba a concretarse, mis idas a la flor, mis escritos, mis lágrimas, mis esperanzas, todo complicado, pero llegó, al fin llegaron los 40 en París.

Carina y Carola fueron mamás ( por segunda o tercera vez) alrededor de los 40 con mucha distancia de tiempo con sus otros hijos.

Laura, mi más querida amiga Laura está intentando comprar su primera casa con muchas complicaciones y esfuerzo.

Vero viajó a Europa sola con una amiga en esos mismos tiempos, con lo que cuesta a una madre que está felizmente casada tomar esa decisión viviendo en un lugar pequeño.

El colo, compañero del secundario, celebró su cumpleaños con una gran fiesta para los 40 y tocó con sus amigos con los que había tenido una banda en la adolescencia,  ahora está tocando nuevamente como banda y hasta ya han dado un par de recitales.

Y ahora Marcelo, el tato, así lo conocemos todos, con esta noticia de que se muda me ha llevado a hacer un repaso por todos los personajes de mi historia, espero no haberlos aburrido, pero quería dejar escrito este descubrimiento, porque leí muchos escritos acerca de lo que nos sucede a hombres y mujeres en esta edad en la que descubrimos que somos mortales, nos hacemos más conscientes de ello y parece ser que se refleja en nuestros actos.

la flor que pinté para mi amiga como regalo para sus 40!!

12 octubre, 2012 | Los 40 en París

Tengo Libertad, algo que tanto buscaba ha llegado al fin a mí.

sábado 06/10/12 en el galpón
Como hace 2 años cuando soñaba con Los 40 en París hoy estoy aquí: reescribiéndome, pensandome. Con deseos de volver a soñar, a 
caminar un nuevo sueño, transitarlo, disfrutarlo y por qué no escribirlo hasta el momento en que deje de ser un sueño y se haga realidad.

Tengo Libertad, algo que tanto buscaba ha llegado al fin a mí.
Laura me escribió en el facebook que está usando la herramienta del camino del artista tal como le sugerí alguna vez y que una amiga suya también la usa.
Esto me hizo pensar en que yo podría retomar el trabajo de las 12 semanas así que, hoy empiezo!
Según el texto tendré que explorar y descartar viejos prejuicios acerca de la creatividad.
Tendré la experiencia de un encuentro intenso y conducido con mi propia creatividad: mis héroes y villanos privados, mis deseos, miedos, sueños, esperanzas y logros.
La experiencia me resultará excitante, deprimente, me sentiré enojada, temerosa, esperanzada y e última instancia más libre.
Más libre es como ahora me siento y si mi trabajo interno ayudado con esta herramienta ha hecho posible esta mayor libertad, por qué no repetir??

Me dispongo a completar dos páginas y luego escribo mi compromiso a llevar a cabo esta tarea, disfrutando de la hermosa  mañana.
Les dejo unas imágenes que tomé en el galpón,  mientras escribía.

8 octubre, 2012 | Los 40 en París

los árboles a principio de la primavera

Si bien Notre Dame nunca fué uno de los ítems de mi lista de viaje, terminé yendo a verla por esas “casualidades” de la vida.
El día que no reuniríamos con el hermoso grupo de argentinos en París (que conocí gracias a facebook), quedamos en reunirnos a unos metros de la catedral.
Llegué temprano, venía de otro paseo y no quería regresar al camping y tener que volver así que a las 18.30 estaba recorriendo los alrededores del lugar de encuentro.
Y qué eran los alrededores? las manzanas donde está la catedral.

Pensé que no deseaba para nada entrar, ya que no me agradaba  la angustia que sentía estando frente a ella y pensé también que me sentiría peor entrando, así que di varias vueltas, tomé algunas fotos como las que dejaré debajo de este texto.
Pero, finalmente pensé, estoy acá: cómo no entrar y saber? Tomé fuerzas, entré por la puerta derecha, miré hacia el altar,  era todo oscuro, lúgubre, y volví a salir tan rápidamente como pude. La verdad es que adentro era peor que afuera (para mí claro).
La floración de los árboles a principio de la primavera endulzaron la tarde.


28 septiembre, 2012 | Los 40 en París

París desde las alturas

domingo anterior al inicio de la primavera 2012 en el Sur.
Hoy, domingo suspiro pensando en PARÍS, muchos días, diría semanas sin escribir mis páginas de la mañana.
Tengo necesidad de hacerlo, pero no dispongo de tiempo y voluntad.
Con un pequeño esfuerzo hoy lo logro, tomarme este ratito para mí, para recordar París, para disfrutar de las imágenes que la hacen más cercana.
Quiero contarles, siempre tengo muchas ideas, muchas ideas en mi cabeza que quiero sacar porque es como si me pesaran, me molestaran. Entre ellas se me ocurrió volar en globo en París, en realidad no es que se me ocurrió así nomás, por que sí!
Un día alguien (no recuerdo la persona) me preguntó cuanto tiempo quería estar en París, luego de los porqués. Respondí rápida y sinceramente que me alcanzaba con un día, que solo me conformaba con caer, como desde un globo en París para Los 40.
Esa expresión siguió en mi cabeza, y seguramente debo haber escrito sobre ello aquí, mejor dicho, en mis páginas, que luego copié aquí, en el blog.
Le escribí a un piloto en París, me comuniqué con alguien de un canal que se llama Jesús y que es aviador y ha presenciado y grabado videos de paseo en globo. Nunca conseguí un sponsor para mi viaje como imaginaba, pero dí muchas vueltas con el tema.
Hasta que aparece en la web, el ballon. En París, decían las notas que leía que había un globo. Un globo ambiental, que mide el estado de la atmósfera, y hay más, solo costaba subir en el 10 euros, si si 10 euros.
En mi lista, obviamente estaba el globo, pero la lista era una lista, solo eso hasta que la realidad, hasta que París , apareciera en mi vida.


En 1999 viaje por primera vez al viejo continente, quería visitar a mi tía Marie Rose, hermana de mi abuelo, quien vivía en en Sur de Francia, en Lavardac. Llegué a París, donde pensaba estar dos días y me quedé una semana, hice un par de salidas y en mis paseos tomé fotos, como estas dos, no sabía lo que significaban sino hasta hoy.

Desde la torre, observen detrás del edificio un punto, es el globo.

en esta se ve mejor, la tomé desde el tren yendo a Versailles.

 

Estando en París, armaba mis excursiones la noche anterior , y los últimos días elegía que visitaría sola y qué me guardaría para ir con Sabrina, que llegaba desde Italia para mi cumpleaños. El Parc Citroen con el globo en el seguían en mi lista hasta que al fin fuimos.
El mismo día en que después iríamos a Versailles. Una vez allí, compramos el billete y estando arriba el conductor del globo nos dijo que estabamos solo 50 metros debajo de la altura del último piso de la torre; yo pensé: a un costo que era tres veces menor y encima sin hacer cola, esperar, ni estar apretujadas por la multitud.
Agregó a sus comentarios que era imposible sobrevolar París en globo (las leyes no permiten el sobrevuelo sobre la ciudad y quien quiera que vendiese el paseo por 380 euros no estaba diciendo toda la verdad, no se posaría sobre París en globo.
Había recibido mi mail, que recordaba loscuarentaenparis@gmail.com con mis consultas y también nos contó que tenía amigos en Palermo, que tal vez en 2013 viniera a la Argentina a visitarlos.
HOY repasando las fotos encuentro a París desde las alturas:  el Sena y los recuerdos vienen a mi mente.

 

 

16 septiembre, 2012 | Los 40 en París

Pain au chocolat

  Cuando creía que Los 40 en París habían desaparecido de mi cabeza, de mi pensamiento, de mi realidad.
Después de tanta lluvia que borra todos los rastros, hoy la vida me llevó a las 14 hs. a visitar una clienta en la calle Seguí.
La primera vez que fuí allí fué con mi socio a ver un jardín, en su camioneta, y nos fuimos de allí de la misma manera.
Hoy viajé en dos colectivos más subte desde Agronomía para llegar a horario a mi entrevista.
Una vez terminada mi tarea caminé, a contramano del tránsito, lentamente y pensando en como llegar a avenida de Mayo para seguir trabajando.
Un cartel atrajo mi atención, en el estaba la torre eiffel y un texto: Les Macarons de París.

Luego decía baguette una pizarra, miré a través de la puerta vidriada y dentro de una campana de cristal lo ví :

Pain au chocolat

Pain au chocolat repetí varios días en París no sólo por el exquisito sabor sino por el placer de decir: Pain au chocolat y para estar segura de que no era un sueño, de que esta vez era real: estaba en París.

Lo ví, entré casi corriendo cambiando el ritmo que llevaba en la vereda, le pregunté si conocía parís  a la mujer que estaba detrás del mostrador, respondió sonriente mientras me mostraba las fotos que ella misma había tomado en su visita.

Me ofreció calentarlo, accedí sin pensar suponiendo que sabía lo que decía (y efectivamente caliente es delicioso), cuando se retiró para darle calor a su obra de arte volví mi mirada a la pared : siempre nos quedará París, estaba escrito en su pared. No pude sino pensar en Daniel, siempre me hablaba de henry bogart cuando enciende su cigarrillo, de esa escena única e irrepetible del cine.
Prometí volver, tomé mi bolsa y caminé apenas 5 metros, no más que eso, no menos y el llanto me invadió. Yo se que extraño París, lo sé pero es como si estuviera adormecido el sentimiento, lo tapo con ocupaciones y preocupaciones.
Hoy, el calor que desprendía la bolsa, la sensación del chocolate derritiéndose en mi paladar, el precio igual a lo que lo pagaba en París, la elegancia del café boutique, la frase de Casablanca: todo todo me recordó mi sueño, Los 40 en París, lo mejor de mi sueño!

esta imagen la saqué de internet, es del lugar mágico donde hoy comí el Pain au chocolat mágico que me transportó a París.

24 agosto, 2012 | Los 40 en París

mi aporte

Hace das que no escribo en el blog, días que no me hacía un espacio para escribir.
Hoy desperté pensando en mis paseos por las mañanas, y me dispuse a buscar algunas imágenes para compartir con ustedes.

Esta, la tomé impresionada del rebrote de los árboles, y el contraste de sus hermosos troncos color marrón oscuro, con el verde casi flúor de las nuevas hojas.

Esta foto, tomada tan de cerca, se debe a que me llamó la atención la prolijidad, el cuidado y estado del puente, de la parte de abajo, en donde observen, hay luces colocadas para resaltar el color del ladrillo de noche.

Aquí, tomé otra del puente donde pasa el tren, del edificio hermoso (al menos para mi gusto) y hasta las luminarias del lugar, todo me parece exquisito.

 

Esta última es (ya lo imaginarán) el Sena como se ve desde un metro, que sube por momentos a la superficie, al menos eso creo, porque no recuerdo el momento en que tomé esta fotografía.

Por hoy no tengo mas nada para decir, espero que disfruten de las imágenes, que sueñen con París, y sobre todo que si están deseando visitarlo, mi aporte sirva para lograr hacer este sueño realidad.

 

 

11 agosto, 2012 | Los 40 en París

una danza: 2 hombres, en la plaza

Me desperté tarde: 13.30.

Aceleré todo lo que quería hacer antes de venir a la Flor. Hasta tuve mi tiempo para tomar unos mates cebados por Valen!
Preparé la agenda fucsia (en la que estoy escribiendo en este momento), la manta matera que compré para el viaje de Dany a Perú pero que me voy a quedar yo porque no le gusta el escocés.
Las postales y papeles, el lápiz con el que estoy escribiendo , la goma, una lámina para dibujar la Flor par un futuro cuadro.
y Yo me preparé mentalmente para venir porque hace un mes largo que deseo hacerlo y siempre encuentro excusas.


Caminé  por Zabala, crucé el puente naranja y esperé, luego de  caminar unas cuadras más, el 59.

Estaba por subir y una mujer me pregunta por una calle así que el chofer cierra la puerta y yo quedé esperando al próximo en la acera.
Después de un viaje con el colectivo lleno de gente bajo frente al Hospital Fernández y camino por la oscura calle Austria casi corriendo para llegar a las veredas con sol.


Al estar frente a la plaza mi ritmo decae y camino lenta y felizmente mirando la flor y chocándome con toda la gente que se me cruza por estar distraída.

Llegando casi a la entrada que está abierta en la flor observo una danza: 2 hombres, en la plaza, se toman de la mano, giran, se acercan, se alejan, siguen girando, se abrazan de la cintura (ambos con campera y chalina), siguen danzando sin música, al ritmo de su ritmo: bellos, estéticos, lentos, dulces.

Hasta que uno de ellos toma en sus hombros al otro que se entrega: cuelgan los brazos y piernas y gira cuando gira quien lo sujeta . Danzan porque uno de ellos danza y el otro es llevado hasta caer!!


Salen casi corriendo hacia las rejas, detrás de ella hay varias personas y una está con cámara filmando la danza.


Preparo la manta matera, deposito sobre ella los bolsos para que no la lleve el viento, me descalzo y escribo el texto que acaban de leer.

Ahora estaba por ponerme a pintar y se voló la lámina (por suerte la traje envuelta en un nylon), alguien la toma sujetándola con su pie y ahora la tengo debajo de mi pierna izquierda para poder teminar de escribir estas líneas.

(esta foto es de Marzo, como ayer no saque una, tome esta de la galeria del blog)

Pasa una pareja y  el hombre recita un verso , entonándolo como canción; llevando de su mano a la chica:

Esperándote con ansia en Plaza Francia

31 julio, 2012 | Los 40 en París

sentir el olor a París

cada dos o tres días recorro las fotos para  para alegrar mi alma e ir compartiéndolas con ustedes.

Hoy, en el mail, encuentro que subí de la memoria de la cámara una foto que me hace sentir el olor a París y   los sonidos de la ciudad

encontré también una foto que muestra la combinación de colores que vi todo el tiempo en las plazas parisinas:

y entre las demás fotos encontré esta ,( pedí permiso para tomar la iamgen al señor que vendía estas exquisitas baguettes),  obvio que comí una:  lástima que eran tantas las variedades que tuve que elegir una, se veían todas exquisitas!

28 julio, 2012 | Los 40 en París