los árboles a principio de la primavera

Si bien Notre Dame nunca fué uno de los ítems de mi lista de viaje, terminé yendo a verla por esas “casualidades” de la vida.
El día que no reuniríamos con el hermoso grupo de argentinos en París (que conocí gracias a facebook), quedamos en reunirnos a unos metros de la catedral.
Llegué temprano, venía de otro paseo y no quería regresar al camping y tener que volver así que a las 18.30 estaba recorriendo los alrededores del lugar de encuentro.
Y qué eran los alrededores? las manzanas donde está la catedral.

Pensé que no deseaba para nada entrar, ya que no me agradaba  la angustia que sentía estando frente a ella y pensé también que me sentiría peor entrando, así que di varias vueltas, tomé algunas fotos como las que dejaré debajo de este texto.
Pero, finalmente pensé, estoy acá: cómo no entrar y saber? Tomé fuerzas, entré por la puerta derecha, miré hacia el altar,  era todo oscuro, lúgubre, y volví a salir tan rápidamente como pude. La verdad es que adentro era peor que afuera (para mí claro).
La floración de los árboles a principio de la primavera endulzaron la tarde.


Acerca de Los 40 en París

Soy una mujer argentina, de 39 años con sueños, quien no!?, madre de tres hijas preciosas. Al celebrar mis 39 años en la Reserva Ecológica de Costanera Sur, tuve un hermoso sueño, uno de los más bellos que he tenido, que se transformó de a poco en un fuerte deseo y que ha venido creciendo hasta hoy tener identidad propia, por que digo propia? ya no es un sueño solo mío, el nombre lo dice, es para compartir, Los 40 en París puede ser para cualquiera, y eso me llena de alegría. Lo he comprobado cuando le cuento a mis amigos, y hasta clientes, se estremecen de oír mi relato. Por eso me atrevo a exponerme, para lograrlo y compartirlo, por que no!?

28 septiembre, 2012 | Los 40 en París

Una respuesta a los árboles a principio de la primavera

  1. Creo que todo se va dando a como están las cosas y tal vez sea “casualidad” o “no” pero son experiencias de la vida que aprendemos sean buenas o malas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *