Hace 50 años se temió la Tercera Guerra Mundial

Medio siglo no alcanzó para reconciliar a Cuba y Estados Unidos después de la crisis de los misiles de 1962, cuando el mundo estuvo al borde del holocausto nuclear (sobre todo, con la asistencia de la Unión Soviética). Desde entonces los países mantuvieron un antagonismo virulento, del cual cada uno saca partido a su manera.

Fidel Castro, el único que sigue con vida de los tres gobernantes que protagonizaron la crisis de los misiles, entregó el mando en 2006 por razones de salud a su hermano Raúl, quien ha descartado una apertura política en el país, lo que Washington considera esencial para descongelar los vínculos bilaterales, según cita la agencia AFP.

Washington y La Habana carecen de lazos diplomáticos desde 1961, aunque en los años 70 abrieron sendas oficinas de intereses y se enfrentan regularmente en los foros internacionales, como la ONU. Cuba todavía dice sentirse amenazada por una hipotética invasión estadounidense, como la organizada por la CIA en Bahía de Cochinos en 1961, que fue lo que permitió que Cuba y la URSS se pusieran de acuerdo para instalar misiles soviéticos en la isla.

Washington, por su parte, aún intenta torcer el brazo de su adversario con un embargo sobre la isla, vigente desde febrero de 1962, que, según La Habana, ha causado pérdidas por 100.000 millones de dólares a la economía cubana.

Desde 2009 el presidente Barack Obama ha flexibilizado los viajes de cubanoestadounidenses y el envío de remesas de dinero a Cuba (unos 2.000 millones de dólares al año, monto vital para su economía), así como los intercambios deportivos, culturales y religiosos. En julio pasado el barco “Ana Cecilia” inició un servicio regular de carga entre Miami y La Habana, el primero en medio siglo. También hay vuelos diarios entre los dos países. Pese a estos pequeños pasos, no hay señales de que acabe la larga enemistad.

CÓMO FUE LA CRONOLOGÍA, DÍA A DÍA DE LA “CRISIS DE LOS MISILES”:

  • 21 de mayo de 1962: El líder soviético Nikita Khrushchev decide instalar misiles nucleares de alcance medio e intermedio en Cuba. El mandatario justifica la decisión en el hecho de que Estados Unidos puede desplegar armas nucleares desde Turquía, con fronteras comunes con la Unión Soviética.
  • Finales de septiembre y principios de octubre: Llegan secretamente a Cuba 36 misiles soviéticos de alcance intermedio R-12, así como las primeras ojivas nucleares.
  • 14 de octubre: Un avión espía estadounidense fotografía la construcción, a 75 kilómetros al oeste de La Habana, de rampas de lanzamiento de misiles amenazando a territorio estadounidense, a 200 km de allí.
  • 22 de octubre: El presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, hace público el asunto, anunciando en la televisión que poseen pruebas sobre el despliegue de misiles ofensivos soviéticos. Kennedy pide su retiro inmediato bajo pena de un ataque nuclear. Cuba es puesto en ‘cuarentena’ por la marina estadounidense para bloquear la entrega de cualquier material soviético. La armada norteamericana está en estado de alerta. Washington se dirige al Consejo de Seguridad de la ONU.
  • 23 de octubre: Khrushchev acusa a Estados Unidos de ‘piratería’ por someter a Cuba a un ‘bloqueo naval’. La Armada roja y las fuerzas del Pacto de Varsovia están en alerta. Una treintena de cargueros soviéticos emprenden camino hacia Cuba. El presidente Fidel Castro moviliza también a las fuerzas cubanas. La Organización de Estados Americanos (OEA) apoya a Washington. Estados Unidos lanza en el estado de Florida los preparativos para un posible desembarco en Cuba.
  • 25 de octubre: Se dan acalorados debates en el Consejo de Sguridad de la ONU, donde los estadounidenses presentan fotos cuya autenticidad niegan los soviéticos.
  • 26 de octubre: Khrushchev propone un compromiso: el retiro de los misiles soviéticos si Estados Unidos se compromete a no invadir a Cuba. Los vuelos de reconocimiento de los aviones U2 estadounidenses se intensifican. Es descubierto un submarino soviético.
  • 27 de octubre: Un U2 es derribado sobre Cuba sin que Moscú diera la orden. El piloto será la única víctima de la crisis. Khrushchev plantea un nuevo trato: la salida de los misiles soviéticos contra la salida de los misiles estadounidenses en Turquía e Italia. El presidente Kennedy envía a través de su hermano Robert un mensaje oral al embajador soviético en Washington comprometiéndose a no invadir Cuba y a levantar el bloqueo si los misiles son retirados.
  • 28 de octubre: Khrushchev anuncia en Radio Moscú el retiro de misiles soviéticos de Cuba, en contraprestación a la promesa de Washington de no invadir a la isla y de retirar sus misiles de Turquía y de Italia.
  • 20 de noviembre: El presidente Kennedy levanta la “cuarentena” de Cuba.
Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. Pingback: Cuando el Che Guevara quiso aniquilar Nueva York

  2. Pingback: Cuando el Che Guevara quiso aniquilar Nueva York | Alter Geo

  3. LAS GUERRAS SON LA HERRAMIENTA QUE HUSAN PODEROSOS Y RICOS CUANDO NO SABEN ARREGLAR LOS PROBLEMAS ECONOMICOS DEL PUEBLO EN GENERAL,MANTENIENDO OCUPADOS A LOS CIUDADANOS,Y DISTRAYENDOLOS CONTRA OTRO ENEMIGO——-PROBERVIO CHINO——–

  4. ¿Tercera guerra mundial? Un poco exagerado.
    No olvidemos que el capitalismo y el marxismo nunca fueron antagónicos. Siempre respondieron a los mismos entereses.

  5. Se deberia recordar que nuestro pais colaboro con la Cuarentena de Cuba,enviando a los Destructores de nuestra Armada “Espora y Rosales”,que juntamente al Destructor “Muillinix” de EEUU,dos destructores y un Submarino de Venezuela y buques de la Marina Dominicana conformaron la Fuerza de tareas 137,patrullando las aguas adyacenets a las Antillas menores.Quien esto escribe formo parte de la Dotacion del Espora

  6. Excelente resumen de los acontecimientos de los misiles de octubre de 1962, que por suerte encontraron una salida diplomática por la determinación de alcanzar un acuerdo satisfactorio que mostraron tanto John Kennedy como Nikita Khrushchev.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *