Agua que no has de beber…

El planeta Mercurio en Cáncer recibirá algunos aspectos tensos e intensos esta semana, sobre todo los días 27, 28 y 29 de junio.

La energía del planeta Júpiter dará facilidad de palabra sin tener límite de lo que se dice. Marte agregará el tinte de impulsividad y Plutón proyectará todo, de manera inconsciente. Con lo cual la intromisión será la clave de estos días.

Será propicio, por lo tanto, no participar en asuntos que no son de nuestra incumbencia ni dejar a los demás que interfieran en los nuestros. Como dice el famoso refrán, cada araña por su hebra y cada lobo por su sierra. Es verdad que poner freno a la intromisión puede generar conflicto pero es un límite necesario a la propia intimidad.

Muchas veces, los “consejos” son; ni más ni menos, que especulaciones ajenas que suelen ir metiéndose en tu vida pero…¿quién le dió permiso? ¿quién le otorga poder a esas palabras? Este entrometimiento inoportuno lo permiten los dos partes en juego.
Hay que estar atentos para poder captar cuando esto sucede y resolver las cuestiones que permiten esta invasión de comentarios lo antes posible para que no se vaya agrandando como una bola de nieve.

Tené presente que estos mensajes “inocentes” suelen ser dañinos y exterminadores, sobre todo, de tu propia autoestima y de tu poder de decisión.
Cuando existe una diferencia o estás frente a un reto a resolver entre dos o más personas, los de afuera son de palo y hay que aprender a ir creando una zona que sea casi impenetrable por los famosos sabelotodos. Un ingrediente indispensable para resolver estos conflictos es la comunicación y estar atento a que si no lo querés, ¿para qué lo requerís?.

Parafraseando al escritor y terapeuta escorpiano Jorge Bucay; porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes.

ASTROCOACH…para ver la vida desde otro lugar.
Mercurio en Cáncer

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *