Moyano vs. La Cámpora

“Los únicos perjudicados son los niños de La Cámpora”. Hugo Moyano y Daniel Scioli saben algo: Desde su ADN, el kirchnerismo estaba programado para una sucesión continua entre Néstor y Cristina. La muerte súbita de Kirchner le dio “aire” a la presidenta, pero cortó ese juego pendular que, con la economía a favor, pudo haber funcionado por años. Entre una presidencia y otra, La Cámpora produciría líderes capaces de heredar el proyecto y evitar las desgracias de un destierro en vida al estilo Menem. El destino quiso que la universidad camporista se convirtiera, cuando mucho, en colegio terciario. Y los pollitos debieron salir de la granja antes de tiempo, quedando expuestos a infinidad de peligros. Lejos de querer voltearla al estilo Lugo, Moyano y Scioli, aliados circunstanciales, sólo buscan cortarle a Cristina el camino hacia un tercer mandato. Desaparecida esa posibilidad, las chances de que los chicos y chicas “Cámpora” hagan pie resultan prácticamente nulas. En su misión, el dúo conformado por el camionero y su gobernador favorito, cuenta con varios aliados. ¿Los más importantes? Buena parte de los medios “opositores”, y la crisis económica que ya se hace notar. La manifestación a la Plaza fue sólo un comienzo, pero bien disparado al corazón de los valores justicialistas.

junio 27, 2012 | Omar Bello

Cristina: decisiones ováricas

A diferencia de otros discursos, creo que esta vez sí Cristina Kirchner estaba emocionada de verdad. Supongo que, aunque no sea responsable directa ni mucho menos, la muerte de los gendarmes debe pesar en su conciencia. Una cosa son los cruces con Moyano, y otra muy distinta sentir que, de alguna u otra forma, está vinculada a un accidente que dejó sin vida a tantas personas. Ahora bien, de ahí a decidir que Gendarmería no controle el acto de mañana, hay una gran distancia. Antes que un honor, el rol de presidente resulta ingrato. Hoy le toca esto, mañana podríamos ser invadidos por una nación extranjera, y ella tener que resolver sobre la suerte de millones de personas. Moyano puede darse el lujo de ser impulsivo, Cristina, no; de hecho, tampoco corresponde que le pida a la justicia, como ya hizo el camionero rebelde, que en caso de problemas la haga responsable. Ser fría y hacer todo lo que esté a su alcance para proteger a la población es un deber que tiene que asumir. Tomar decisiones en caliente, sobre la base de un accidente conmovedor, demuestra falta de ubicación y altura. El papel de Gendarmería no puede ni debe ser modificado por cuestiones circunstanciales. Todos la comprendemos pero el cumplimiento del deber no tiene excusas ni admite penas.

junio 26, 2012 | Omar Bello

Ethel Rojo: La mujer que “casi” fue Brigitte Bardot

No va a ser fácil de encontrar en los obituarios oficiales, pero en 1961 Ethel Rojo, la vedette y actriz que falleció a los 74 años, fue novia de Roger Vadim, director francés estrella en la época que hizo famosa a Brigitte Bardot, uno de los símbolos sexuales más grandes del siglo veinte. “¿Hará de ella una B.B. criolla?”, se preguntaban las revistas de la época. El hombre estaba deslumbrado (basta mirar la foto para entenderlo) y decía cosas como: “Ella es bella y maravillosa. En esta hermosa niña he encontrado lo que hacía tiempo buscaba: una mujer que comprenda la vida tal como es. Una mujer que sepa agregarle a la vida todo lo que a la misma le falta. Ethel, con su sola presencia, persigue y hace huir cualquier soledad. Sus reservas de afecto son incalculables. Su bondad, sin límites. Además no le gusta la ostentación”. Ni lerda ni perezosa Ethel le respondía así: “Al verlo por primer vez me pareció conocerlo de siempre. Tiene el aire de un antiguo y buen compañero de colegio. Pero al fijar su mirada sobre alguien, una descubre el verdadero sentido de la fortaleza y de la palabra hombre. Estoy muy enamorada de él. No seremos tan malos cuando la vida nos ha puesto en la alegría de este encuentro”. “¿Volverá alguna vez Ethel Rojo a Buenos Aires?”, apostaban los medios. Ahora sabemos que volvió, reinó, y murió llevándose a la tumba montones de historias como esta.

junio 24, 2012 | Omar Bello