Río de Janeiro celebra su aniversario con la inauguración del Museo de Arte de Río, el MAR

“Estamos a 48 segundos del segundo tiempo”, bromeó uno de los asistentes del museo mientras los periodistas lo seguíamos para iniciar la visita por las instalaciones del Museo de Arte de Río (MAR), “pero vamos a llegar”, concluyó con una sonrisa tímida y con ese optimismo típico del carioca. Sucede que a simple vista es difícil imaginar que la apertura será esta tarde. El olor a pintura fresca es persistente, y el ruido de las sierras también.

Ante la expectativa de la presencia de la Presidente Dilma Rousseff, hoy será inaugurado oficialmente el MAR, un pilar fundamental en la revitalización de la zona portuaria de la ciudad. La apertura de este espacio dedicado al arte y a la cultura coincide con el 448º aniversario de la Ciudad Maravillosa.

Los edificios que conforman el museo están unidos por una estructura de 800 toneladas | Foto: Divulgación

Los edificios que conforman el museo están unidos por una estructura de 800 toneladas | Foto: Divulgación

El proyecto arquitectónico del MAR unió el antiguo hospital de la Policía Civil, el Palacete Dom João VI y una antigua terminal de micros (la primera de la ciudad), recuperando edificios antes degradados y generando, de esa manera, espacios urbanos que  comienzan a perfilar la nueva imagen del puerto de la ciudad.

“Como uma onda no MAR”

Lo más original en la estructura del museo es una cobertura ondulada de cemento que simula una ola y cumple con la función de unir los dos edificios, el que corresponde a la Escola do Olhar (Escuela del Mirar) con el Espacio para Exposiciones, en el hermoso y ecléctico palacete Dom João VI.

Para su construcción fueron utilizadas 70 toneladas de acero y 40 camiones de cemento (320 metros cúbicos). Se debió realizar en un solo día, y llevó cerca de 13 horas consecutivas, movilizando alrededor de 90 profesionales. Su peso es de 800 toneladas.

De arriba para abajo

Para recorrer las exposiciones se debe ingresar en la Escola do Olhar y tomar un ascensor hasta el último piso. Desde ahí, se desciende sala por sala, piso por piso, hasta la Planta Baja, recorriendo las muestras del palacete de arriba para abajo.

Este circuito obliga también al visitante a apreciar una bella imagen incluso antes de ingresar en el Espacio para Exposiciones. Se trata de la propia ciudad de Río de Janeiro, objeto principal del museo.

Vista de la Bahía de Guanabara | Foto: Luciana Queiroz

Vista de la Bahía de Guanabara | Foto: Luciana Queiroz

Cuenta regresiva. Los trabajadores ultimando detalles | Foto: Luciana Queiroz

Cuenta regresiva. Los trabajadores ultimando detalles | Foto: Luciana Queiroz

El curador y director del Museo de Arte de Río, Paulo Herkenhoff, integró el cuerpo de curadores del MoMA de New York, y ha sido director en los dos museos más importantes de la ciudad, el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) y el Museo de Arte Moderna (MAM).

Las exposiciones

“Río de imágenes: Un Paisaje en Construcción” es el nombre de la primera muestra, la del último piso, que reune 400 obras sobre la historia de la ciudad desde el siglo XVII hasta la actualidad.

Cuando accede a la sala, el visitante se encuentra con las pinturas más antiguas, en donde el Corcovado se muestra sin el Cristo Redentor, y la Bahía de Guanabara enmarcada en una frondosa vegetación. Se trata de una época en donde no existían los turistas, sino los viajantes; una época en donde el registro de la impactante naturaleza de la ciudad se realizaba pacientemente sobre un lienzo.

Obra de Félix Émile Taunay, "Bahía de Guanabara" (c.1828) | Foto: Luciana Queiroz

Obra de Félix Émile Taunay, “Bahía de Guanabara” (c.1828) | Foto: Luciana Queiroz

Esta primera muestra también atraviesa las grandes transformaciones urbanas realizadas durante los primeros años del siglo XX que cambió radicalmente la imagen del centro de la ciudad, así como un registro de la ciudad contemporanea.

La fotografía de Claudia Jaguaribe, "Menina na Laje", forma parte de la primera exposición del Museo de Arte de Río

La fotografía de Claudia Jaguaribe, “Menina na Laje”, forma parte de la primera exposición del Museo de Arte de Río

La exposición que podría no haber sido

En agosto del año pasado, un incendio en el departamento del coleccionador Jean Boghici, en Copacabana, convirtió en cenizas obras avaliadas en decenas de millones de reales, entre ellas “Samba” de Di Cavalcanti, que fue la pérdida que más lamentaron los cariocas. No obstante, sólo el 10% de las obras destruidas por el fuego estaban previstas para formar parte del Museo de Arte de Río, en la exposición denominada “El coleccionador”.

Entre las obras de "El coleccionador" se pueden apreciar pinturas del argentino Antonio Berni | Foto: Luciana Queiroz

Entre las obras de “El coleccionador” se pueden apreciar pinturas del argentino Antonio Berni | Foto: Luciana Queiroz

Son 136 obras suspendidas en forma de espiral, con nombres emblemáticos del arte internacional y latinoamericano, como Tarsila de Amaral y nuestro gran maestro Antonio Berni. La exposición no sigue una cronología determinada, más bien parece un caos que debe ser reorganizado por el propio observador.

"El coleccionador" expone las obras del mismo modo en que estaban dispuestas en la casa de Jean Boghici, caóticamente | Foto: Luciana Queiroz

“El coleccionador” expone las obras del mismo modo en que estaban dispuestas en la casa de Jean Boghici, caóticamente | Foto: Luciana Queiroz

Del primer piso del museo se adueña el coleccionador Sergio Fadel, con importantes exponentes del arte brasileño. Dos esculturas del maestro del barroco minero Aleijadinho también forman parte del universo de esta exposición.

La última sala revela uno de los principales problemas que atraviesa la ciudad de Río de Janeiro -que ostenta los cinco barrios más caros de todo Brasil- y es el del derecho a la vivienda. Bajo el nombre “El abrigo y el terreno: Arte y Sociedad en Brasil I”, se exponen obras realizadas por grupos de artistas de comunidades de Río de Janeiro.

Una de las muestras de la última exposición, obra de comunidades de Río | Foto: Luciana Queiroz

Una de las muestras de la última exposición, obra de comunidades de Río | Foto: Luciana Queiroz

Fotografías e instalaciones en la exposición del MAR | Foto: Mara Tomietto

Fotografías e instalaciones en la exposición del MAR | Foto: Mara Tomietto

Para esta muestra, los curadores Clarissa Diniz y Paulo Herkenhoff se basaron en la crónica “Mineirinho” (1962) de Clarice Lispector. | Foto: Luciana Queiroz

Para esta muestra, los curadores Clarissa Diniz y Paulo Herkenhoff se basaron en la crónica “Mineirinho” (1962) de Clarice Lispector. | Foto: Luciana Queiroz

Esta exposición revela tensión y conflicto. Si bien el arte no resuelve los problemas de la sociedad, por lo menos los plantea, que es tal vez lo que debe hacer el artista. Este es el mensaje que me ha dejado esta exposición que ha sido, en lo personal, la más impactante, la que nos habla de un Río que “es”, la de una ciudad viva.

El Museo de Arte de Río se propone no sólo agregar valor al paisaje urbano de la ciudad, también persigue un objetivo social, el de integrar cada vez más una sociedad con fuertes contrastes y en constante transformación.

Por ese motivo, la Escola do Olhar desenvolverá programas de larga duración para jóvenes artistas, así como convenios con universidades de Río de Janeiro con la intención de apoyar investigaciones, seminarios, publicaciones, acciones educativas y programas dedicados específicamente al público en general.

De alguna manera, esa ola de cemento que se suspende e integra los dos edificios, el de la Escuela y el de las Exposiciones, es una metáfora que revela la comunión entre educación y arte, un objetivo y un desafío que está puesto en este nuevo museo carioca que tiene como principal objeto la ciudad.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. QUÉ GRANDE BRASIL, FELICITACIONES, QUE BUENA FORMA DE INTEGRAR PASADO Y PRESENTE, PROYECTANDO UNA INTENCION HACIA EL FUTURO. OJALA PUEDA IR ALGUN DIA, ME ENCANTÓ!!

  2. una obra fascinante , donde realza la sensilles y alegria del pueblo brasileño uniedo pasado presente y porque no futuro , con una gran evolución……… mis felicitaciones!!
    ojala pueda un dia y exponer una obra mia conocer en ese maravilloso museo ……

  3. Se nota la voluntad y el amor hacia los artistas del lugar y el respeto hacia las obras arquitectónicas del pasado en su integracion con el presente.

  4. Uma ótima notícia,tudo que seja melhorar a qualidade de vida do povo Brasileiro é bom e cultura é sempre priogresso .Parabéns e um grande abraço para todos os que trabalham pelo bem do povo.Obrigado e que Deus abençoe o povo Brasileiro.

  5. Hola! voy a empezar a seguir tus entradas! Habiendo vivido 8 años en Rio, te sugiero que -haciendole honor a la idea de ambiguedad que rescatas en la presentación de la ciudad – busques otras voces sobre los acontecimientos que rodean a los preparativos para los megaeventos. Esta zona, por ejemplo, es una olla a presión y no solo por las obras. Un lugar interesante para enterarte de esas otras miradas es la pagina de Justiça Global Brasil. Ahi encontré una carta publicada por los habitantes de la zona portuaria para ir mas allá de la vidriera!. Suerte!

    • Hola Verónica, gracias por la sugerencia, siempre estoy atenta a lo que ocurre por detrás de la vidriera como bien decís. Es más, una de mis próximas notas será, justamente, sobre la especulación inmobiliaria en la región portuaria. La ambiguedad de Río de Janeiro se percibe en el conjunto de entradas del blog. Por eso, ahora que comenzás a seguirme, te recomiendo que también leas entradas antiguas como “Favela Santa Marta, modelo de qué?” y “Vidigal, la favela que eligen los turistas”. Saludos!

  6. El arte es la representación concreta de los sentimientos más sutiles y este espacio contribuye
    a que esos sentimientos puedan estar sutilmente presentes!!!.
    Es para agendar y visitar!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>