Monotributista: Una especie en extinción

El titular de la AFIP aclaró recientemente que el gobierno no tiene pensado realizar ningún cambio en el Régimen Simplificado. Y aseguró “en el Monotributo, es donde encontramos la mayor cantidad de enanismo y hasta de fraude fiscal”.

Lo cierto es que, cada vez más, son miles los pequeños contribuyentes que se ven forzados a salir del régimen. O mantenerse en él en forma ilegal. Esto es así debido a que, en la actualidad, es muy fácil sobrepasar alguno de los parámetros máximos que establece la normativa vigente (como los ingresos brutos o alquileres abonados) ya que los mismos se encuentran desactualizados.

La última actualización completa de parámetros data de fines del 2009. En aquella oportunidad se fijaron como máximos de facturación anual $200.000 para locaciones de servicios y $300.000 para el resto de las actividades.

En este último caso (la categoría “L” -para venta de productos-) que tienen un tope de facturación de $300.000 al año, se incluye la obligación de poseer tres empleados como requisito de permanencia. El sueldo mínimo de convenio de los empleados de comercio, es de aproximadamente $6.050. Siendo entonces que, por tres empleados, el costo anual rondaría los $235.950. Si a este valor se le incluye el pago de la cuota del régimen simplificado ($35.484 anual), llegamos a un total de $271.434 al año. Estos gastos representarían un 90% de los ingresos máximos de facturación permitida. Un absurdo.

Pero esta situación no es exclusiva de quienes venden productos. También los que prestan servicios se ven claramente afectados por la falta de actualización de los parámetros que delimitan el régimen. Por ejemplo, un profesional que en 2010 facturaba $9.900 por mes, se encuadraba en la categoría “G”. Pero por el solo hecho de ajustar su tarifa al ritmo del 20% anual desde aquel momento, en 2013 debería abandonar el Régimen Simplificado, dado que su facturación mensual rondaría los $17.000 y el máximo permitido es de $16.667.

El problema que vive, hoy, un monotributista no difiere del que vive el resto de los contribuyentes: Desactualización de montos de exención, escalas de liquidación de impuestos, límites al cómputos de créditos fiscales, deducciones de gastos y otro tipo de conceptos que no se ajustan automáticamente, sino, según el discrecional criterio del gobierno.

En el caso del régimen simplificado, la falta de actualización de parámetros llevará a la paulatina extinción del sistema. Pero no por una vía clara y explícita, sino por otra más sinuosa: el simple trascurrir del tiempo sin las actualizaciones que corresponden al inegable proceso inflacionario.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. NO ME HAGAS REIR RICARDO!!, CON TODOS LOS MONOTRIBUTISTAS QUE TRABAJAN PARA EL GOBIERNO QUE PIENSAN HACER? PASAR A PLANTA PERMANENTE..JAJAJAJ

  2. El monotributo por lo gral encubre una relaciòn laboral encubierta, ya q los “empleadores” no pagan aportes, obra social, ni reconocen dias de enfermedad. Ahora, todo eso bajo el conocimiento del gobierno. Cuantos profesionales hay trabajando asi…..Y el gobierno mira para otro lado……como siempre

  3. Estoy compartinedo mucho de lo que dice la nota y los comentaristas y tambien estoy disintiendo con otro tanto. Primero, me parece que con los parámetros que utiliza Echegaray el monotributo está perdiendo su razón de ser ya que los montos de las distintas categorias se los estan comiendo la inflación galopante que existe desde siempre en la Argentina( sea el plan que sea y el gobierno que lo aplique) por eso creo que sería necesario reveer todo el sistema impositivo argentino y me parece que deberían realizarse debates serios y responsables sobre dos andariveles: 1) qué impuestos son los necesarios para mantener un Estado de Derecho Organizado y que cumpla con sus funciones y 2) quiénes den cobrar esos impuestos y deben REDISTRIBUIRLOS para que de una vez y para siempre vivamos y seamos una Nacion FEDERAL Y REPUBLICANA.
    HABRÍA QUE SIMPLIFICAR EL SISTEMA IMPOSITIVO Y DEBERÍAN SER RECAUDADOS EN LOS LUGARES DONDE SE PRODUCEN( los municipios, provincias y luego cooparticipar al Estado Nacional para que cumpla su rol de representación internacional y demás deberes que hoy no cumple) en fin deberiamos dejar de ser una Nación “Unitaria y Centralista” para transformarnos en Federal y Representativa. Estoy convencido que serias un País mucho más rico, equitativo y digno de se vivido…

  4. Señor, señora, la única forma de lograr presionar es un consenso para NO PAGAR IMPUESTOS, por favor NO PAGUE IMPUESTOS, no es lo ideal, y por supuesto que tiene contras, pero es la unica via posible.
    Si a usted le pasa lo mismo que a mi, que solo vive para trabajar, que es honesto, pero al no llegar con las deudas se siente un corrupto, haga esto NO PAGUE.

  5. Y encima los profesionales de servicios que una vez inscriptos no podemos deducir nada de ganancias y no t enemos un credito fiscal por Iva ni de casualidad….

  6. Con esta gente se desnaturalizo el monotributo,ya ni se desde cuando no se actualiza,los parámetros,con la inflación que hay se come cualquier cosa ,menos los salarios de los funcionarios,se dicen progresistas,y no hacen la mínima señal de derogar ,ingresos brutos,el impuesto mas retrogrado que existe

  7. CONTADOR, LA MAYORÍA DE LA GENTE QUE TRABAJA EN OBRAS DE CONSTRUCCIÓN CHICAS, NO TIENEN ACCESO DIRECTO A LAS OBRAS SOCIALES. Y AQUÍ EN RAMALLO TODO SE NEGOCIA CON LA UOCRA , VAYA UNO A SABER DE CUANTO ES EL MONTO QUE UNO DEBE PAGAR. PERO TAMBIÉN CREO QUE DESTRUYE FUENTES DE TRABAJO , POR LO QUE UN SEÑOR QUE TENGA LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA UNA TAREA, TIENE LA PRESIÓN DEL GREMIO PARA HACER QUE LOS TRABAJADORES SEAN MONOTRIBUTISTAS.

  8. Excelente análisis pero como dices, lo van a hacer desaparecer con el tiempo. Lamento los comentarios de la gente que no entiende nada y mezcla el uso del monotributo con relación laboral (mal uso) y los que realmente son contribuyentes y trabajadores que gracias al monotributo podían pagar bien y fácil y ahora lo dejan a uno en desventaja o en la ilegalidad. Es lamentable como se destruyó un impuesto que era bueno, MAL CONTROLADO por lo que muchos HDP como bien dice Etchegaray evadian, evaden y realizan enanismo fical, ahora por culpas de unos pocos o no tan pocos se joden muchisisisisisimos más. En Brasil uno de los pilares del crecimiento fue la inclusión tributario de mucha gente con algo similar, de hecho nuestro monotributo se copió mucho del de ellos, pero mientras Brasil crece acá desarman algo tan básico como un REGIMEN SIMPLICADO. No deben sacarlo, deben actualizarlo y si CONTROLAR Y CASTIGAR a los que están afuera, no a los que estamos adentro. Gracias por ponerlo claro y el reclamos llegue a algun buen resultado. Yo si me tengo que pasar a ganancias cierro todo y me consigo un trabajito de empleado de comercio, total voy a ganar lo mismo y voy a tener menos problemas que ser un profesional independiente dónde invierto y trabajo todo el tiempo por una sociedad mejor y más justa.

  9. Ejercicio imaginario para un monotributista de reventa de la escala I (la más elevada sin empleados) Ideal para aquellos que deseen conocer los vericuetos del sistema todavía vigente para el “pequeño contribuyente”.

    Para Marzo 2015, si uno vendiera en un minimercado (artículos comestibles y bebidas) en promedio 30.000 pesos mensuales de mercadería, todavía puede estar en el monotributo (si no adecuan las escalas pronto pasaría a ser responsable inscripto con mayores gastos impositivos por causa de la inflación), pues 30 mil por 12 meses da 360 mil pesos al año, correspondiéndole la categoría “I”.

    Tomando como base un margen neto de ganancia de 30% (los costos de fletes se suman a los costos de la mercadería), la ganancia es de $7.000 mensuales, un sueldo tipo de un empleado de comercio, que ya de por si es bajo.

    Veamos ahora un simple ejercicio de contabilidad, muy similar a los que aparecen en los recibos de sueldos de un empleado, solo que en este caso aplica a un autónomo que debe tributar como “pequeño contribuyente”:

    Descripción haber pagos
    Saldo bruto $ 7.000
    IIBB (Ej. prov. Río Negro 3%) $ 900
    AFIP Monotributo Escala “I” $ 1.250
    Costo energía mensual $ 500 (heladeras refrig.)
    Obra social solo para uno (Ej.: OSDE) $ 233
    Jubilación monotributo $ 157
    Contador $ 500
    Saldo Neto de bolsillo $ 3.460

    ¿Se puede vivir con ese saldo neto de bolsillo? Ya es difícil con 7 mil pesos, ¿qué le queda con 3 mil cuatrocientos? Lo de “pequeño contribuyente” por efecto de la inflación y la no adecuación de las escalas se ha convertido en una burla y un escarnio. De hecho, es menos que eso si se tiene en cuenta los pagos mensuales de tasas municipales, y servicios como teléfono, gas y agua. Pero es más grave aún, y me pregunto: ¿para que están incluidos los importes de alquiler en la tabla de escalas del monotributo? Con ese saldo no puede afrontar un alquiler. No puede siquiera andar en bicicleta, de hecho, apenas podría comer míseramente, ante lo cual una persona que declarare una venta anual de 360 mil pesos (¡vaya monto de riqueza!) y que remarcara en un 30% los productos que vende, estaría, de acuerdo a los valores actuales del salario mínimo vital y móvil a partir de Enero 2015 que es de $ 4.716, por debajo del nivel de pobreza oficial. Y que mejor cruce los dedos y no le baje la venta algunos meses, porque los gastos de AFIP serían los mismos. La tabla actual del monotributo es un refrito escandaloso de ineptos fiscalizadores estatales.
    Encima, una venta diaria de 1.000 pesos con menudencias comestibles (leche, pan, azúcar, fideo, fiambre, sodas, vinos, cerveza, gaseosas, mayonesas, caldos, vinos, enlatados, congelados, el abanico de golosinas, etc.) es demasiado trabajo, no solo de atender el mostrador, sino de ir a reponer dos a tres veces por semana los productos en los mercados mayoristas, donde un almacenero típico tiene que abastecerse con más de 200 diferentes productos comprando por unidades (ni que hablar de compras por bulto cerrado), haciendo todo el trabajo de selección y acarreo, obligado encima a largas colas en las cajas donde compite con consumidores finales que compran para sus propias casas. ¿Qué clase de sistema impositivo absurdo es este monotributo actual que el gobierno impone a los revendedores?
    ¿Puede un comerciante de este tipo trasladar sus costos impositivos al producto que vende? Si lo hiciera dejaría de vender, pues nadie le compraría un producto que en el supermercado lo adquiriría por mucho menos.
    Si todo esto es grave para una categoría como la I, ¿Qué le quedan a las categorías inferiores, como las C, la D, la E, la F y la G? ¿Podría absorber un empleado vendiendo 100 mil pesos más por año (con solo 23.000 pesos de saldo bruto) si salta a la categoría J? ¿Le costaría un empleado $ 1.900 mensuales?…
    No existe duda alguna, el monotributo hoy día es un sistema totalmente anacrónico que la AFIP utiliza para amargarle la vida a la gente mientras hace política falsaria al decir que persigue evasores, el renombrado “enanismo fiscal” de Echegaray.
    Para poder sobrevivir el estado obliga necesariamente a la marginación, ningún monotributista que se dedique a la reventa de productos alimenticios puede mantenerse comercialmente si no evade impuestos.
    Este gobierno obliga a la marginación social de millones de argentinos que quieren trabajar y no vivir delinquiendo impositivamente.
    ¿Cuándo se dignarán en ser trasparentes y hablar la verdad los argentinos? Vivimos un país donde la mentira y el engaño es “el pan nuestro de cada día”. Todo es una vil mentira, nada es realmente genuino. No hay lugar donde se puedan sumar los esfuerzos de cada trabajador autónomo que posea un kiosco o un almacén a la economía general. Este gobierno a transformado a los monotributistas en delincuentes.

    En las palabras pronunciadas por CFK sobre el SMVM el pasado mes de Setiembre del año 2014 manifestó: «…bueno es recordarlo no es tampoco el salario mínimo vital y móvil de los registrados, es el mínimo, vital y móvil de cualquier empleado registrado, ni ninguno que no lo estuviera debiera cobrar menos de esto. Lo seguro es que ninguno de los registrados lo hace, y más seguro aún es que la inmensa mayoría de los registrados cobra mucho más que los 4.716 pesos, lo que lo convierte además en el salario más importante de toda la región latinoamericana»
    http://www.presidencia.gob.ar/discursos/27878-cierre-del-consejo-del-salario-minimo-vital-y-movil-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion

    ¿Cómo es posible que la presidente del país haga esa afirmación general gratuita cuando no existe para todos los monotributistas que se dedican a la reventa de productos, aplicable solo en cierta medida a monotributistas profesionales o de oficios, empleados estatales y muy pocos privados? Cuando ella afirma que «ninguno que no lo estuviera (registrado) debiera cobrar menos de esto ($4.716 a partir de Enero 2015)» esta diciendo algo totalmente inexacto, fuera de la realidad que la misma AFIP impone a todos los monotributistas que revenden. Para poder hacerlo el margen sobre el costo debiera ser no menor al 60%, lo que haría imposible su comercialización, valores que de por sí ya son elevados en las grandes cadenas de ventas. Ante lo cual, el mismo mercado y las obligaciones fiscales que la AFIP impone al pueblo que se desempeñe por su cuenta en la reventa de mercaderías hacen que las palabras de CKF suenen totalmente huecas para este sector de la población. La manera en que hoy se halla estructurada esta obligación fiscal claramente castiga la reventa. Cualquier profesional, digamos un carpintero que hace muebles a pedido y se halla dentro del sistema del monotributo, no puede comprar material alguno a su nombre que forme parte del producto que fabrica, siquiera los discos de corte ni las lijas, debiendo trasladar todas las compras de insumos y material al cliente, cobrando solo su mano de obra para evitar que el estado le quite el magro ingreso de su labor. Ello es porque debe mantener al mínimo sus ingresos a causa de la escala, y de declararlos como corresponde, no existe otra manera.
    ¿Para que sirve el monotributo hoy, si no es por un lado para marginar y castigar a una vasta cantidad de todos aquellos que buscan o tratan de mantener una salida laboral digna en un mercado competitivo, como lo es la reventa de productos de consumo masivo; y por el otro, en contribuir a la elevación de los precios minoristas aplicables solo a aquellos que el mercado se los permite?
    Francamente no tiene sentido alguno que el precio de cualquier producto comestible o de limpieza deba sufrir enormes incrementos por causas impositivas solo por la simple reventa cuando en su mayoría el volumen de los mismos productos son comercializados por las grandes cadenas directamente al consumidor final, donde el pequeño comercio revendedor tiene una muy escasa participación. Hoy día el mote de “pequeño contribuyente” ya es casi lapidario. Ningún monotributista consigue siquiera créditos equiparables a los empleados estatales en las principales tiendas (12 cuotas sin interés, por ej.), pudiendo acceder solamente pagando enormes intereses.
    La voracidad fiscal es tal, que en las grandes cadenas de supermercados mayoristas, los artículos de consumo masivo no solo tienen el acostumbrado adicional del 21% de IVA que deben pagar todos los consumidores, sino un adicional provincial del 5%, como es el caso de Ingresos Brutos, que aparece discriminado en ciertas facturas para que nos enteremos cómo viene la mano y que todos también tienen que pagar. De esa manera, un litro de leche, un trozo de queso o un paquete de arroz tiene el 21% de IVA más el 5% de IIBB, con lo cual el impuesto del gobierno asciende al 26% sobre el valor neto (de esa manera la “coparticipación” cierra…por ahora). Años atrás, los comestibles pagaban el 1,5% de IIBB. ¡Imaginen el 5% más el 3% que tiene que pagar el revendedor! Entre ambos suman el 8% tan solo de Ingresos Brutos por la reventa del mismo producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>