Pymes: Hay $5.000 millones disponibles para préstamos preferenciales

Los créditos tienen como objetivo incentivar a las Pyme a financiarse en el mercado formal y crear sujetos de crédito para el sector financiero. Se otorgarán a tasas de interés, que se posicionarán entre 11 y 15,5%, con bonificación del Estado, precisó el Ministerio de Producción. El dinero será para proyectos de inversión productiva, ampliación de plantas, galpones, compras de bienes de capital, adquisición de insumos o pago de salarios  El monto total será de $5.000 millones y estará disponibles para proyectos de inversión productiva, ampliación de plantas, galpones, compras de bienes de capital, adquisición de insumos o pago de salarios, entre otros destinos.

Dos etapas: La primera ofrecerá un cupo total de $2.000 millones que serán destinados a los rubros de inversión productiva y bienes de capital, en los sectores de industria, minería, comercio, construcción y servicios, en los que cada pyme podrá tomar un préstamo máximo de $10 millones, con un interés máximo de 19%. La segunda, tendrá lugar en abril y contará con un cupo total de $3000 millones para proyectos de inversión, bienes de capital, capital de trabajo y los programas Mi Galpón y Parques Industriales.

Garantías: Con el objetivo de crear nuevos sujetos de crédito en el universo de las pequeñas y medianas empresas, la banca de garantías, a través de las Sociedades de Garantías Recíprocas, otorgará los avales necesarios para aquellas pymes que presenten una situación de mayor debilidad ante los requisitos del sector financiero.

Registro: Para aplicar a cualquiera de los préstamos será condición esencial de las empresas estar categorizadas en el registro pyme de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Beneficios Impositivos: Hay que recordar que El Gobierno reglamentó la Ley Pyme 27.264, aprobada en julio último, que crea el Programa de Recuperación Productiva para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), a las que otorga beneficios impositivos. A través del decreto 1101/2016, excluye del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta a las mipymes que cuyos períodos fiscales comiencen en enero de 2017. Además, les computa como pago a cuenta en Ganancias el monto ingresado por el tributo sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias (el 100% para las mipymes y 50% para las industrias “medianas tramo 1”) aclarando que el remanente no podrá trasladarse al siguiente ejercicio. Y les otorga la posibilidad de diferir el ingreso del saldo resultante de la declaración jurada del IVA (que igualmente deberá presentarse todos los meses) y pagar el saldo a los a los 90 días de su facturación. El decreto también prevé beneficios impositivos con un diferencial de entre un 5% y un 15% para las economías regionales, para el cual el Ministerio de Producción deberá elaborar un dictamen técnico. Para poder acogerse a los beneficios impositivos, las empresas deberán registrarse como pymes y presentar una declaración jurada con clave fiscal en la página web del organismo (formulario 1272, de solicitud de categorización y beneficios), que incluye el nivel de ventas y de empleo del solicitante.  El decreto también previó desgravar Ganancias hasta el 10% de las inversiones productivas realizadas y devolver el IVA de las inversiones en bienes de capital e infraestructura a través de un bono de crédito fiscal.  En tanto, elevó los umbrales de retención de IVA en un 135% y de percepción de Ganancias en un 400%. Y permite otorgar a las micro empresas certificados de no retención de IVA automático.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en General


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *