Recaudación tributaria de abril confirma brotecitos verdes

El primer cuatrimestre cerró con una recaudación tributaria por todo concepto de $ 783.878,8 millones, que representa un avance de casi el 34% interanual. El resultado de abril (levemente negativo en términos reales contra igual mes del año anterior), se debe en parte a un mes con dos días menos de recaudación. Asimismo, la baja en buena parte se dio por la merma de la recaudación del comercio exterior que aportó al fisco $13.838 millones, 20,4% menos que en igual mes de 2016. Los derechos de exportación se desplomaron 29% y significaron ingresos por apenas $ 9.054 millones. “Esa caída se produjo porque está corrida la cosecha, ya que los productores están a la espera de mejores condiciones del suelo, por eso esta baja se compensará con un impacto positivo en las recaudaciones de mayo y junio”, sostuvo Alberto Abad, titular del ente recaudador. Según el jefe de la AFIP, la venta al exterior de porotos de soja en “volumen de producción” cayó 72% y 40% el aceite de soja.

El impuesto a las ganancias, por su parte, creció casi 28% pese a las modificaciones que entraron en vigor y recaudaron $29.604 millones. Los sectores que más se movieron, dijo Abad, fueron los de construcción (que aportó un 41% más que en abril del año pasado) y servicios públicos (que trepó el 92% interanual por la suba de tarifas por saldos técnicos a favor). En tanto, el IVA impositivo subió 33% a $ 44.239 millones y el jefe de la AFIP destacó que fue “el mayor valor de la serie”. Asimismo, AFIP devolvió unos $ 3.095 millones, especialmente en IVA a los productores de granos.

En tanto, según Abad, también hubo una incidencia negativa en la recaudación de abril por ganancias que avanzó casi 28%% pero podría haber registrado una mejor performance si no se hubiera establecido el corrimiento del vencimiento para personas físicas. El titular del ente recaudador anticipó que en los próximos días se facilitará la declaración jurada con un formulario en línea que incluirá los bienes sincerados para aquellos que entraron al blanqueo.

Otros tributos que estuvieron por debajo de la inflación y por lo tanto cayeron en términos reales fueron: derechos de importación que avanzó el 3,8% interanual, bienes personales el 19% y créditos y débitos 21,6%.

A contramano, el mejor resultado lo aportaron los tributos a la seguridad social, cuya recaudación creció 33,5% a $ 55.337 millones. “Ese resultado demuestra que no hay pérdida de puestos de trabajo y también comienza a verse el impacto de las paritarias”, preciso Abad.

A su vez, los impuestos a los combustibles rozaron los $ 11 mil millones, triplicando los ingresos del año pasado. Este fuerte incremento, según el ente recaudador, se explicó por ajustes contables de las empresas del sector.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en General


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *