Un duro golpe a la política de Obama

El atentado en Libia en la embajada de Benghazi, donde murió el embajador norteamericano Christopher Stevens, es un duro golpe al presidente Obama y su forma de analizar Medio Oriente. LLueven las críticas y podría afectar la opinión pública.

Un video -que muy poca gente en Estados Unidos vió, ni prestó atención-, y que fuera levantado por los medios árabes como un insulto al Corán, ha servido de excusa para una serie de ataques en las embajadas de El Cairo y Benghazi (Libia). En ésta última además de demostraciones, hubo disparos, cohetes e incendio. Allí, en el fragor de las llamas, mientras intentaba escapar, murió con sus asistentes, el embajador de los Estados Unidos.

Obama desde que inició su mandato en el 2009 ha querido tender un puente hacia el mundo árabe. Todos recuerdan su discurso en la Universidad de El Cairo, donde el presidente instó a un “nuevo diálogo”. El tiempo pasó y toda una revolución generalizada ocurrió justamente en estos países: Egipto y Libia, donde el pueblo en las calles -y hasta a los tiros-, terminó con dictaduras que llevaban décadas.

Para con Egipto y Libia, Estados Unidos tuvo distintas teorías. El general Hosni Mubarak en Egipto fue un aliado que les sirvió durante mucho tiempo regionalmente y en especial para avanzar en un plan de paz para con Israel. Kaddafi en cambio era un complicado líder al cual Estados Unidos jamás tuvo confianza, pese a algunos intentos en la época de George Bush.  Hoy ambos países, donde EE.UU. volcó esfuerzos y sigue aportando recursos, están expuestos al radicalismo islamista, la gran amenaza, que inclusive puede trastocar toda esa región con una postura muy enemiga de los Estados Unidos y sus ideas. En otras palabras, la enfermedad se ha curado, pero puede sobrevenir otro tipo de mal, mucho peor.

Obama creyó siempre en estas “nuevas democracias”. Hoy la noticia de su embajador muerto, le impacta de lleno. E inclusive impacta en los medios y levanta las voces republicanas pidiendo un cambio de política internacional en Medio Oriente. Este mensaje seguramente se va a escuchar en los próximos debates presidenciales y no es ilógico pensar que el público independiente pueda -ante estos sucesos- virar hacia las políticas republicanas, las cuales conocimos en la época de George W. Bush y que podrían volver en la figura de Romney.

Casualidad que no es tan casual: Justo en el aniversario de 9-11, se producen estos atentados. Hoy el presidente ha dicho que “las relaciones entre Libia y Estados Unidos no se verán afectadas”. Y hasta mencióno a varios libios que ayudaron al embajador en sus últimas horas. También comentó que Estados Unidos “seguirá en su camino de buscar la libertad aunque éste sea el precio que se deba pagar”.  Pero nadie duda que a dos meses de la elección, ésto es un duro golpe.

12 septiembre, 2012 | andyjud

2 respuestas a Un duro golpe a la política de Obama

  1. Sergio dice:

    “Cría cuervos …”

    En los meses previos a los disturbios en Libia, inteligencia Alemana y Rusa informaron de desembarcos de comandos en Libia desde submarinos de la OTAN.
    El asalto por tierra a Trípoli es efectuado por las tropas del ejército de Qatar, un aliado de EE.UU., aportadas al conflicto junto con enormes cantidades de mercenarios latinos.

    Georges Malbrunot, periodista del diario francés Le Figaro conocido por sus vínculos con la inteligencia francesa, estimó en unos 5 000 soldados qataríes que combatieron en Libia.
    Qatar transportó además blindados ligeros que llegaron a Túnez por barco. Al principio, la población tunecina impidió su descarga, pero esta fue organizada posteriormente por el ejército de Túnez.

    Durante ese asalto a Tripoli el líder de Al-Qaeda local y jefe del ejercito Libio Libre el “coronel” Abdelhakim Belhadj desembarca en el puerto en barcos de la OTAN.

    Abdulhakim Belhadj, es el ex Jefe del Grupo Islámico de Combate Libio (LIFG), designado como una organización terrorista por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Belhadj fue capturado por la CIA en Malasia en 2003 y extraditado a Libia donde el Coronel Gaddafi lo mantuvo preso. Belhadj es un comprometido jihadista que luchó junto al Talibán en contra de las tropas estadounidenses en Afganistán.

    Se calcula en 70.000 las estimaciones de víctimas civiles por los “bombardeos humanitarios” de la OTAN.
    Hoy Libia es un caos, pero el petróleo esta en manos de corporaciones extranjeras.

    Hoy en Siria elementos de Al-Qaeda quieren emplear arsenales quimicos de Gadaffi y los misiles de ultima generación que aportó en Libia la OTAN, como los misiles Milan salidos de arsenales británicos de la OTAN.
    En Libia desaparecieron en manos de ávidos traficantes de armas enormes cantidades de misiles antiaéreos, muchos de los cuales quieren usar en Siria los terroristas para derribar aviones civiles.

    El portal DebkaFile informó que“Qatar y Turquía están enviando a “voluntarios armados” desde Libia para combatir junto a la Armada Libre de Siria”

    Los mismos terroristas de Al Qaeda que combatieron contra tropas estadounidenses en Irak y ayudaron a la OTAN a derrocar a Muammar Gaddafi, están siendo enviados a Siria para ayudar a los “rebeldes sirios” a derrocar al presidente Bashar al-Assad.

    De más esta decir que Turquía es miembro de la OTAN y Qatar un incondicional de EE.UU.

    Donde está la “lucha contra el extremismo islamita” cuando se apoya a estos elementos radicalizados para que derroquen regímenes laicos ?

    No hay mucho que pensar, los países con regímenes teocráticos más regresivos, esclavistas, misóginos y dictatoriales donde impera la sharia son Yemen, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Arabes, Oman, Barheim, Oman, Kuwait, todos paises aliados de EE.UU.
    En este caso la prensa hace silencio de radio sobre lo que pasa alli.

    Como dijo en su momento Eisenhower sobre dictadorzuelos latinoamericanos en los ’50: “Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”

  2. dolphinross dice:

    Depende de donde se mire. Desde el punto de vista republicano y del gobierno israelí, estos hechos pueden ser la chispa de la Tercera Guerra Mundial y la línea roja que le pide Netanyahu a USA para atacar Irán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *