El nuevo Código Civil y la reproducción asistida

Por Tamara Weiss

En el mes de junio, luego de 27 años de vacío legal (la primera propuesta legislativa sobre fertilización asistida ingresó al Parlamento en el año 1985), la Cámara de Diputados aprobó con 169 votos a favor y 7 abstenciones, la media sanción a un proyecto de Ley con el objeto de “garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de Reproducción Médicamente Asistida” [1]. En esa oportunidad, la titular de la comisión de Salud, la oficialista María Elena Chieno, consideró que el proyecto “repara una deuda social” y se encuadra en “un país que aseguró el acceso a derechos sociales progresistas” con una “mirada inclusiva, equitativa y responsable, que no deja afuera ningún sector” y garantiza el “acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales” de reproducción asistida.

Si bien el texto aprobado reúne consideraciones de proyectos impulsados por legisladores de diferentes bloques, ha omitido tratar varias cuestiones, especialmente las referidas a las especificaciones técnicas, parte de las cuales se encuentran contempladas en el proyecto de nuevo Código Civil y Comercial.

El proyecto de nuevo Código Civil y Comercial, elaborado por una comisión que reunió a cien juristas y presentado por la Presidenta CFK (que introdujo algunas modificaciones al proyecto original) el 27 de marzo pasado, propone 2.671 artículos a fin de reemplazar los poco más de 4.000 artículos que componen el Código Civil vigente y los 506 artículos que integran el Código Comercial.

Entre los temas con mayor impacto social contempla la validez de los contratos prenupciales, simplifica el trámite del divorcio (eliminando la infidelidad como causa jurídica de divorcio) y de adopción, regula la práctica de la fertilización asistida (considerando persona al embrión implantado en el vientre y regula respecto de la filiación) e incluye la maternidad subrogada o “gestación por sustitución” (que una mujer ponga su cuerpo para gestar el hijo de terceros, ya sea de una pareja o de una persona sola).

Posiblemente, el tema mas controvertido sea el que se refiere al comienzo de la existencia porque determina el status jurídico de los embriones. Al respecto el proyecto establece que:

“ARTÍCULO 19.- Comienzo de la existencia. La existencia de la persona humana comienza con la concepción en la mujer, o con la implantación del embrión en ella en los casos de técnicas de reproducción humana asistida”

Es decir que sólo se considera persona (ente capaz de adquirir derechos y obligaciones) al embrión implantado. Postura defendida tanto por el Dr. Lo­renzetti al afirmar que “He­mos de­fi­ni­do aquí que lo que hay que tra­tar son los efec­tos de la im­plantación de em­brio­nes, es de­cir, cuan­do la per­so­na na­ce. Los no im­plan­ta­dos no son per­so­nas” y por la Dra. Kemel­ma­jer, quien sos­tu­vo que “la re­pro­duc­ción hu­ma­na asis­ti­da tie­ne que te­ner una re­gu­la­ción es­pe­cí­fi­ca” y tam­bién cues­tio­nó a quie­nes sos­tie­nen que los em­brio­nes son per­so­nas al se­ña­lar que es­to só­lo es así cuan­do son im­plan­ta­dos. “Si se sos­tie­ne que el em­brión es per­so­na aún cuan­do no es im­plan­ta­do, se es­tá erran­do a la cien­cia” por­que “no se pue­den im­plan­tar sie­te em­brio­nes a una mu­jer, por­que no lo so­por­ta­ría, se acu­sa­ría al mé­di­co de ma­la pra­xis”.

La maternidad Subrogada está contemplada en el artículo 562, en el capítulo referente a las “Reglas generales relativas a la filiación por técnicas de reproducción humana asistida”, que establece:

“ARTÍCULO 562.- Gestación por sustitución. El consentimiento previo, informado y libre de todas las partes intervinientes en el proceso de gestación por sustitución debe ajustarse a lo previsto por este Código y la ley especial.

La filiación queda establecida entre el niño nacido y el o los comitentes mediante la prueba del nacimiento, la identidad del o los comitentes y el consentimiento debidamente homologado por autoridad judicial.

El juez debe homologar sólo si, además de los requisitos que prevea la ley especial, se acredita que:

a) se ha tenido en miras el interés superior del niño que pueda nacer;

b) la gestante tiene plena capacidad, buena salud física y psíquica;

c) al menos uno de los comitentes ha aportado sus gametos;

d) el o los comitentes poseen imposibilidad de concebir o de llevar un embarazo a término;

e) la gestante no ha aportado sus gametos;

f) la gestante no ha recibido retribución;

g) la gestante no se ha sometido a un proceso de gestación por sustitución más de DOS (2) veces;

h) la gestante ha dado a luz, al menos, UN (1) hijo propio.

Los centros de salud no pueden proceder a la transferencia embrionaria en la gestante sin la autorización judicial.

Si se carece de autorización judicial previa, la filiación se determina por las reglas de la filiación por naturaleza”.

Es decir que se reconoce como central a la voluntad procreacional expresada por consentimiento previo, informado y libre de las personas que intervienen que deberá ser homologado en Sede Judicial. Para ello, el juez deberá constatar que la gestante actue en forma altruista (que no haya recibido un pago), que ya tenga un hijo propio, que posea “plena capacidad, buena salud física y psíquica” y que no aporte ningún gameto; respecto de los futuros padres se deberá comprobar que al menos uno de ellos esté imposibilitado de concebir un hijo de manera natural y que haya aportado alguno de los gametos (óvulo o espermatozoide). Asimismo, se impone como limitación que la gestante sólo podrá someterse a éste procedimiento, como máximo, en dos oportunidades.

En un debate llevado adelante en la Biblioteca Nacional, la Dra. Luisa Barón, psiquiatra especializada en reproducción asistida, afirmó que “debemos derribar prejuicios, porque las nuevas posibilidades que brinda la ciencia siempre generan miedo y resistencia, por eso es necesario el debate”. La Dra. Liliana Blanco, médica especialista en reproducción asistida y la abogada Claudia Silvani, especialista en Derecho de Familia, que también integraron el panel coincidieron en resaltar la falta de léxico adecuado para hablar de la técnica y la carencia de estudios y estadísticas mundiales. En la exposición se reconoció que Argentina “está a la vanguardia legislativa en temas relacionados con las llamadas minorías, lo que ha permitido insertar este tema que requiere de un amplio debate comunitario”.

Respecto de la Fecundación Post Mortem, el proyecto prevé que una pareja que conservó gametos y/o embriones, habiendo firmado un consentimiento expreso para que puedan ser transferidos en caso de fallecimiento. Se podrá llevar adelante el tratamiento hasta un año a partir de la muerte.

En lo referente a lo filiación en términos generales, el proyecto da privilegio a la voluntad procreacional y establece:

“ARTÍCULO 558.- Fuentes de la filiación. La filiación puede tener lugar por naturaleza, mediante técnicas de reproducción humana asistida, o por adopción.

La filiación por naturaleza y por técnicas de reproducción humana asistida pueden ser matrimonial o extramatrimonial.

La filiación por naturaleza o por técnicas de reproducción humana asistida matrimonial y extramatrimonial, así como la adoptiva plena, surten los mismos efectos conforme a las disposiciones de este Código.

Ninguna persona puede tener más de DOS (2) vínculos filiales, cualquiera sea la naturaleza de la filiación.

ARTÍCULO 559.- Certificado de nacimiento. El Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas sólo expedirá certificados de nacimiento que sean redactados en forma tal que de ellos no resulte si la persona ha nacido o no durante el matrimonio, por técnicas de reproducción humana asistida, o ha sido adoptada.

ARTÍCULO 560.- Consentimiento en las técnicas de reproducción humana asistida. El centro de salud interviniente debe recabar el consentimiento previo, informado y libre de las personas que se someten al uso de las técnicas de reproducción humana asistida. Este consentimiento debe renovarse cada vez que se proceda a la utilización de gametos o embriones. La instrumentación de dicho consentimiento debe contener los requisitos previstos en las disposiciones especiales, para su posterior protocolización ante escribano público. El consentimiento es libremente revocable mientras no se haya producido la concepción en la mujer, o la implantación del embrión en ella.

ARTÍCULO 561.- Voluntad procreacional. Los hijos nacidos de una mujer por las técnicas de reproducción humana asistida son también hijos del hombre o de la mujer que ha prestado su consentimiento previo, informado y libre en los términos del artículo anterior, debidamente inscripto en el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas, con independencia de quién haya aportado los gametos”.

El Dr. Lorenzetti afirmó que es necesario “distinguir aquí la cuestión de la filiación de la genética. Una pareja quiere tener un niño y recurre a la fertilización; ese niño nace y es hijo de esa pareja, y tiene derecho a la identidad, a tener un padre y una madre. El donante es otra persona distinta de la pareja, que no quiere ser padre y que, si lo fuera, no donaría. Normalmente se trata de que haya donantes para que la fertilización sea posible y por eso se los protege con el anonimato, ya que no es padre ni tiene vínculo de filiación con el hijo. Los datos genéticos que corresponden a este niño pueden ser conocidos, incluso sin judicialización alguna, cuando hay una enfermedad genética. En tal caso, el médico pide directamente esos datos genéticos no individualizantes de la persona, al centro que intervino en la reproducción humana asistida. De cualquier modo, aún la individualización del donante puede ser obtenida, judicialmente, si el niño nacido de estas prácticas solicita al juez, por razones fundadas, levantar el anonimato del donante. Hemos discutido mucho este tema, y es seguro que puede haber otras opiniones, pero es la posición más equilibrada y la más seguida en el derecho comparado”.

Asimismo, el Dr. Lorenzetti sostuvo que “cuando el embrión no está implantado, no nace, y por lo tanto no hay consecuencias jurídicas y por eso no se lo incluye en el Código Civil. Eso no quiere decir que no se lo regule y por eso se dice que debe haber una ley especial para la protección del embrión no implantado“.

SUMATE A DAR VIDA, asociación civil de pacientes con dificultades para concebir, celebra la presentación de este proyecto de reforma y unificación de los Códigos Civil y Comercial, como así también el hecho de que se debata, tanto en el seno de la sociedad como en el Palacio Legislativo, sobre todos estos temas que han sido postergados durante años. Y renueva el pedido a los Sres./as Senadores y Senadoras para el urgente tratamiento en el recinto del proyecto de ley de cobertura de las T.R.A. (Expediente Nº 28/12) que obtuvo media sanción por parte de la Cámara de Diputados el 27 de junio del corriente año.

Además, continúan con la campaña de junta de firmas en apoyo a su Inicitiva Popular.

——–

[1] Con fecha 29 de junio de 2012 ingreso en la Mesa de Entradas del Senado de la nación, el “PROYECTO DE LEY EN REVISION GARANTIZANDO EL ACCESO INTEGRAL A LOS PROCEDIMIENTOS Y TECNICAS MEDICO ASISTENCIALES DE REPRODUCCION MEDICAMENTE ASISTIDA” (registro con fecha 4 de julio de 2012) al que se otorgó giro a las comisiones de Salud y Deporte y Trabajo y Prev. Social. Con fecha 15 de Agosto de 2012 se dictó una moción de preferencia. Sin embargo, su tratamiento aún se encuentra pendiente.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. Es inconsecuente sostener que el mismo embrión es vida humana en la panza y no en la probeta. Es aberrante y discriminatorio que un hijo de laboratorio no pueda indagar sobre su origen biológico como sí lo puede un hijo natural.

  2. Y nadie se ha preguntado que pasa con los embriones que no son implantados, que hacen los laboratorios con ellos. Cual es el negocio que hay detrás.-
    Y que pasa con el derecho a la identidad del niño si no se le permite indagar sobre su realidad biológica. El proyecto ha dejado totalmente desprotegido al niño.-

  3. Tengo 45 años hace 5 años nacio mi hija gracias a un tratamiento de Invitro si no fuera por la medicina y que pude sacar un credito en su momento me perdia la pasibilidad enorme de tener un hijo, MUCHAS PAREJAS PERDIERON LA POSIBILIDAD DE TRAER UN HIJO AL MUNDO NECESITAMOS APRUEBEN LA LEY

  4. Estoy en desacuerdo que se manipule la vida, comprendo la necesidad de ser padres, hay otra opcion, la adopcion. Ademas, quièn defiende al niño por nacer….,es un cosa. La ciencia deberia determinar que la uniòn de los gametos es vida. Es horroroso, lo que hacen una vida no se puede manipular en laboratorios. Si Dios no manda un hijo, por algo sera. Esos padres no piensan en la personita que nacera, como se sentira, quienes son sus padres? sabran, ? y yo no hubiese querido nacer en una probeta, y menos en un cuerpo extraño. Me parece de terror.
    Ana

  5. Hola voy a hacer mama y todo gracias a un invitro. Son mis ovulos y el esperma d mi marido. Creo q hay personas q no entendieron, la necesidad d ser padres la tenemos todos en esta tierra sea como sea y no es si dios no te manfo un hijo por algo sera. No te imaginas la tristeza q pasamos el saber q no podemos ser papas y dar todo el amor q tenemos a un hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *