Y ustedes… para cuándo?

No recuerdo cuando fue la primera vez, tal vez porque después fueron tantas, pero tantas.

Probablemente un familiar, después de una cena aburrida para sacar conversación durante el café, pregunto como si nada: “¿Y ustedes para cuándo?”

O fue una amiga que no veía hace mucho e intentando ponerse al día con las novedades, lo dijo: “¿Y ustedes para cuándo?”

O una vecina indiscreta, o alguien en el trabajo: “¿Y ustedes para cuándo?” Leer más