Murió Luca De Filippo el ultimo heredero del teatro italiano

En el sitio de su compañía teatral todavía hay la fecha de su espectaculo teatral hacia el publico, su interlocutor principal como lo fue por el padre siempre respetuoso e incansable, que sigue con su actividad como hizo el durante el fallecimiento del padre, porqué segùn los De Filippo “Esto es el Teatro”: sacrificio y dedicación por un aplauso del público

Debería venir a Milán al Teatro Carcano y ya estuvimos con billete a la mano, como ya en el año pasado con “Sueño de una Noche de media borrachera” porque la llegada de los De Filippo a Milán significa abrir un mundo, lo de Nápoles, el mundo de la comicidad amarga, de los tiempos viejos y como de los nuevos y sobre todo el desembarque de un Sur demasiado poco conocido en un Norte todavía demasiado artificial.

Y en cambio Luca De Filippo, el “heredero” designado pero sobre todo el artista que hizo gamella ya desde 7 años no habría sido por una indisposición, después de ya haber acabado con dificultad las noches al Teatro Augusteo a Nápoles y suerte ha querido quizás que en la tierra de su nacimiento terminò  otra grande página, más bien nos permitís de decir, la última del grande teatro y de los grandes artistas.

Por la nuestra generación, Luca De Filippo fue el medio necesario entre la historia de la arte italiana y la tradición que no debe ser olvidada también en su modernidad, entre Italia vieja, de la guerra y de la miseria explicada con ironía y con sentido y la Italia actual aquel de la diversión y de la confusión que tenía mucha necesidad de las armas de los De Filippo.

Con su muerte que es la muerte de una familia, muere el teatro con suyas armas, la ironía, el aguante, la poesía y la conciencia de un pueblo que no él destejo no olvidó, dedicando sus últimas palabras en un congreso a los “scugnizzi” de Nápoles, atacando la politica y afirmando qué no deben ser primeramente abandonados y luego recobrados y construyendo a su joven compañía para transmitir el precioso mensaje de su padre Eduardo.

 

Hoy murió Luca De Filippo, 67 años, por una terrible enfermedad descubierta después de un simple discopatia, celebró este año los 60 años de carrera, habiendo empezado con el padre Eduardo a 7 años en la representación teatral “Miseria y Nobleza.” Ha trabajado con Eduardo hasta el 1980 y luego fundó a su compañía, todavía activa en toda Italia para recorrer el patrimonio cultural y teatral del padre.

Angelo M. D’Addesio

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *