“El factor R”: la Kirchnerización Italiana

Matteo-Renzi-Leopolda

La Leopolda con funciòn de organización propagandistica de apoyo como “La Campora”, Florencia feudo por diputados, ministros amigos fieles como Santa Cruz, la política de asistencialismo basado sobre la deuda pública y la inflación, un mixto de espirito popular y amicias influentes entre empresarios y funcionarios de Estado. Asì Renzi está cumpliendo la “kirchnerización italiana”.

Al final de la Leopolda 2016, la cumbre anual del circolo politico de Matteo Renzi, la impresión es que el jefe del gobierno haya creado un propio FpV disociado por el PD con las ideas tópicas del optimismo, de la juventud, del futuro, pero también la contestación de las viejas dirigencias, la acusación a la prensa negativa y crítica la acusación a la prensa negativa y a la gran convicción del mismo centralità internacional.

Todo lo que Renzi hace, hasta las frases dichas, parece reflejar la parábola de Kirchner, indudablemente menos joven y menos tribuno pero igualmente carismático y organizado, sobre todo porque el “Factor Kirchner” como el “Factor Renzi” consistió en superar la crisis negando la crisis, explotando el apoyo de sindicados favorables y grandes lobbies de energia y financieras, denegando las posiciones de los organismos internacionales aunque quede subalterno y súcube.

Algunos ejemplos: la gradual y blanda eliminación del Partido de los viejos líderes como Bersani, Letta y de los jovenes disidentes como Civati y Fassina, la inicial prueba de unidad nacional para la superación de la crisis, la elección del Jefe de Estado y las reformas constitucionales, salvo seguir de manera autonoma; la politica economica de ayudas a los trabajadores de bajo salario, a las fuerzas de orden; la reforma laboral también contra las organizaciones de trabajadores y la selección dirigida de los gobernadores y los alcaldes con las elecciones primarias para eliminar cada forma de disidencia.

Y si Néstor ha encontrado un heredero en su mujer Renzi, no pudiendo contar con sucesiones familiares y siendo en todo caso joven, pica deciso sobre la ministra Maria Elena Boschi, la mujer fuerte del gobierno, de su misma origen y notable protagonista de las maniobras para la elección de un Jefe de Estado preferido y de la reforma electoral que puede permitir muchos años de gobierno al Renzismo.

Sin embargo La Leopolda 2016, como ya fue por los Kirchner, también ha sido el símbolo de la dificultad de los lobbies políticos se basado en la consagración del líder de continuar en su línea, y el ejemplo fue el embarazo de la ministra Boschi, después de que el gobierno ha salvado cuatro bancos, (entre cuyo el instituto en que el padre fue vicedirector), que han emitido obligaciones ruinosas por millares de clientes

El nerviosismo del primero ministro (que ha lanzado el sondeo sobre el título de periódico más vergonzoso, golpeando la prensa “enemiga”) salió, antes de elecciones locales muy importantes el mayoras ciudades italianas (Roma, Milán, Tùrin, Napoles) en 2016 y despues de la promesas destrozadas del gran crecimiento económico, (sólo 0.7% del PIB en este año), y de la victoria sobre el desempleo (todavía al 10,5%) y como por Nestor y Cristina, la pareja de gobierno ahora tiene que explicar porque a pesar del cambio de generación, el país se encontra en un punto muerto

@perfilitaliano

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. Creo que el autor de esta nota padece de un mal incurable y del cuál él no se da cuenta: se kirchnerizó.
    Habría que lograr saber cuales fueron los motivos para semejante contagio que lo llevó a escribir el artículo que antecede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *