Viaje a la aldea del nuevo jefe de gobierno

Volturara-appula

por Angelo M. D’Addesio

Viaje en la pequeña comunidad originaria del nuevo jefe de gobierno Giuseppe Conte, una aldea de 400 personas en el Sur de Italia a donde el volvía regularmente hasta el fallecimiento de una hermana de su madre y todos los viejos lo recuerdan y viven la emoción por su encargo.

Volturara Appula es una ciudad muy pequena entre las regiones de Apulia y Molise, en que se encuentran amas de casas y agricultores, por la mayoría viejos que en la mañana se ocupan de las compras cotidianas y de desarrolar sus actividades estacionales de gerencia de los cultivos y por eso la llegada de las camaras y de periodistas en estos ultimos periodo representa una mezcla de curiosidad y suspecho.

Volturara Appula es el país de nacimiento del nuevo jefe de gobierno Giuseppe Conte, hijo de un funcionario administrativo local que iba de un sitio a un otro para su encargo profesional y de una maestra de escuela y ahí vivió juntos con su padres y su hermana antés de moverse en el municipio más grande de San Giovanni Rotondo (es decir la ciudad de Padre Pio) y luego en Roma para estudiar.

El alcalde de Volturara ya declaró la ciudadania honoraria por el nuevo jefe de gobierno en espera (aunque muy dificil) que el podría volver en su comunidad de nacimiento para una visita y mientras tanto cuenta a un periodico local que “todos los ciudadanos de mi edad nuncac más olvidaron Giuseppe y yo mismo recuerdo cuando de niños jugaré con el. Es una persona muy sociable y afable y creo que será un optimo jefe del gobierno”.

Bajo los ojos de todos los periodistas hay Vittorina, maestra, amiga de la familia Conte que se emociona en el ver el niño que tenía en sus brazas y obtuva los votos más altos en escuela que se convierte en el presidente del gobierno italiano que describe a la agencia ANSA la familia Conte “discreta, religiosa y seria, una familia estupenda con dos padres trabajadores y los dos hijos, estimada por todos los ciudadanos y siempre reservada”.

Y verdaderamente mientras tanto que todos hablan con orgullo y emoción de un hijo de la propia tierra que simplemente pasó a ser un estudiante, luego un profesor universitario y ahora una gran autoridad, la familia Conte se defiló, incluida su hermana en Roma, muy silenciosa y preocupada por la exposición en los medios de Giuseppe y por la situación muy grave que el enfrentó con mucha calma durante la crisis.

Ahora en Volturara y en las ciudades cerca de su aldea de nacimiento todos se sienten tranquillos por la presencia de garantía de Conte a pesar del miedo de la Lega, que hace años apellaba la gente del Sur de ser suicia y vaga y de aprovechar de la riqueza del Norte para seguir en su asistencialismo y paro voluntario, confiando en la promisa de mirar a los pobres y ayudar a la parte ultima del país.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *