La ley de medios en China

Dado todo el revuelo en la Argentina por la sanción de la ley de medios, pensé que sería apropiado ver como se controlan los medios acá – y justo estalló lo que es probablemente la mayor muestra de descontento entre los medios contra el control estatal del contenido. En Guangzhou, capital de la provincia de Guangdong, periodistas del diario Southern Weekly (南方周末, Semanario del Sur) comenzaron un paro el 4 de enero a protestar contra la censura oficial y recién el 9 volvieron a trabajar luego de que se negociara un trato a puertas cerradas.

Delta del Río Perla

La provincia de Guangdong es conocida como la más liberal de China, algo que puede deberse a su lejanía de Beijing y cercanía a Hong Kong. Aquí el delta del Río Perla. Guangzhou es la capital provincial. (mapa: Google)

El Southern Weekly, que se publica cada jueves y tiene una circulación de 1,6 millones de ejemplares en todo el país, es conocido como uno de los diarios más liberales de China. Claramente se ha beneficiado del ambiente de medios relativamente abierto de la provincia de Guangdong, la más cercana a Hong Kong. Pero las opiniones expresadas por sus escritores siempre han sido toleradas dentro de ciertos límites y su historia no está libre de conflictos.

Liao Yiwu

El autor, poeta y músico Liao Yiwu es un caso molesto para las autoridades. Ha sido arrestado varias veces pero al recuperar la libertad siempre ha vuelto a vocalizar su oposición al sistema. (foto: Gerhard Dierkes)

En el 2001, Liao Yiwu, autor del libro censurado “El cadáver andante”, que se basa en entrevistas con algunas de las personas más pobres del país, declaró a la radio Voice of America que el editor-en-jefe, vice editor-en-jefe y director de redacción de Southern Weekly habían sido demitidos por publicar una charla del autor acerca del libro.

BN

Project Hope (“Proyecto Esperanza”) es una fundación semi-estatal enfocada en traer escuelas a zonas rurales. La foto fue tomada en la Escuela Vocacional Bainian para los hijos de trabajadores migrantes, donde enseño inglés como voluntario.

En el 2002, el periodista Fang Jinyu fue despedido por escribir artículos que acusaban a un director de la  fundación caritativa semi-estatal Project Hope de malversar donaciones y otros fondos destinados proyectos educativos.

Du Daozheng

El periodista Du Daozheng es considerado una de las voces más influyentes en el liberalismo chino en las útlimas décadas. (foto: Renwu Zhoukan)

En el 2007, el Departamento de Propaganda del gobierno central ordenó la cancelación de un premio  periodístico dado por el diario a Du Daozheng, editor de la revista crítica Yanhuang Chunqiu. Además, todas las fotos del evento fueron borradas de internet y otros medios.

Obama Blank

Conspicuas publicidades blancas cubrieron la mitad de cada página en la que se publicó la entrevista concedida por Obama al Southern Weekly durante su visita en el 2009. (foto: treasuresthouhast)

En el 2009, cuando Obama visitó China, le concedió una extensa entrevista al Southern Weekly mientras que rechazó la oferta de la emisora estatal CCTV. Pero el artículo que finalmente fue publicado fue considerado blando ya que no tocó ninguno de los temas sensibles que uno esperaría que el presidente estadounidense tocara.

Muchos especularon que la entrevista había sido filtrada por los censores, pero lo más impresionante fueron las conspicuas publicidades, casi completamente blancas, que ocuparon casi media página de cada una de las dos páginas en las que apreció la entrevista. Estas leían: “No todos pueden convertirse en protagonistas, pero todos pueden entender China aquí.”

La práctica, conocida como “abrir una ventana vacía” (开天窗), es común entre los diarios liberales para indicar que algo ha sido censurado. Esta comenzó entre los diarios comunistas cuando el país estaba bajo control de los nacionalistas, pero su uso ha continuado esporádicamente desde el establecimiento de la República Popular en 1949.

Tres semanas después de publicada esa edición, el editor-en-jefe Xiang Xi, fue reemplazado en la cumbre del Southern Weekly a favor del editor de un diario más ameno a los intereses del Partido Comunista.

¿Pero cómo es que el Partido puede ejercer tanto control sobre los medios? Bueno, básicamente porque tiene unidades dentro de cada empresa. Las unidades dentro de las empresas de medios tienen la cuya responsabilidad expresa de asegurarse que lo publicado o emitido no contraríe los intereses del Partido. Además, caen bajo la supervisión del Departamento de Propaganda provincial, el cual responde últimamente al Departamento de Propaganda Central. En casos de eventos sensitivos de interés nacional, Beijing puede pasar órdenes directamente a los medios acerca de los que se puede y no se puede publicar.

La futilidad de publicar una opinión opositora resulta claramente en mucha auto-censura por parte de los periodistas y sus editores, pero cuando no lo hacen, cualquier contenido considerado demasiado crítico es remplazado por reportajes que alaban el trabajo del gobierno. Esto es justamente lo que ocurrió en el Southern Weekly.

El diario publica en su primera edición de cada año un “Saludo de Año Nuevo” en el cual habla de los desafíos que el país y el pueblo enfrentarán en los próximos 365 días. Este año, el plan era publicar una carta de Dai Zhiyong titulada “El sueño chino, el sueño del constitucionalismo”. El título es una clara alusión a la frase “el sueño chino”, utilizada a menudo por el nuevo jefe del Partido y futuro presidente del país, Xi Jinping.

Xi y aldeanos

Xi Jinping, que asumió como jefe del Partido en noviembre y será nombrado presidente en marzo, a menudo utiliza la frase “sueño chino” para referirse a las aspiraciones de su pueblo. Recientemente la agencia oficial Xinhua ha intentado mostrar al público su lado humano. Aquí visita a un aldeano de la etnia Dong. (foto: Xinhua)

La carta, que hablaba acerca de la necesidad de asegurar el estado de derecho en China, fue en vez cambiada al último minuto por una titulada “Estamos más cerca que nunca de cumplir nuestros sueños”. Según los periodistas del Southern Weekly, esta fue resultado de una edición unilateral por parte de Tuo Zhen, el jefe del Departamento de Propaganda de Guangdong. Tuo Zhen, que antes sirvió como vicepresidente de la agencia oficial Xinhua, llegó a ese puesto en el 2011, enviado desde Beijing presumiblemente para reforzar el control sobre los medios provinciales. Tuo Zhen también fue acusado de inserir una obra propia en la primera plana, un mensaje titulado simplemente “Persiguiendo sueños”.

Tuo Zhen

Tuo Zhen, antes vice-presidente de Xinhua, fue enviado por las autoridades a Guangdong, donde se esperaba que pudiese traer bajo control a los medios considerados demasiado críticos. (foto: Xinhua)

Como respuesta, muchos de los trabajadores del diario, parte del Nanfang Media Group, anunciaron su paro. Acusándolo de ser “dictatorial en una época de creciente apertura” y denunciando la intromisión del Departamento de Propaganda, los empleados del diario publicaron dos cartas abiertas pidiendo la dimisión de Tuo.

Los analistas consideraron que esta fue una de las primeras instancias en las cuales un grupo de medios pidió tan vocalmente el despido de un oficial supervisor. También nombraron al evento como una de las primeras pruebas para el nuevo Politburó y para el nuevo jefe del Partido en la provincia, Hu Chunhua. Se cree que Hu, de 43 años de edad, es un posible candidato para reemplazar a Xi Jinping en la próxima transición de poder, que tendrá lugar dentro de 10 años.

Hu Chunhua

Hu Chunhua, ya uno de los 25 miembros del Politburó, es considerado un potencial líder del Partido en la próxima transición de poder, que tendrá lugar dentro de 10 años. (foto: facingchina.me)

En todo caso, las primeras respuestas del gobierno produjeron dudas acerca del compromiso de liberalización y apertura de la administración Xi.

Primero, empezó con la censura en los buscadores y en las redes sociales de términos relacionados al escándalo. Luego, según los periodistas del Southern Weekly, editores simpatizantes del Partido tomaron mando de la cuenta oficial de Sina Weibo (la versión china de twitter) del diario para desmentir que había habido alguna interferencia por parte de los censores. Esto solo galvanizó a los empleados opositores.

protestsigns-reuter

Manifestantes sostienen carteles preguntándose “¿El sur aún tendrá fin de semana?” y “¿Se terminó el sueño chino?” entre otras cosas. (foto: Reuters)

El lunes 7 el paro se convirtió en protesta cuando cientos de manifestantes hicieron presencia frente a las oficinas del diario para expresar su apoyo a los periodistas y pedir que se garantice la libertad de expresión. Muchos dejaron crisantemos, usualmente usados para ofrecer pésames,  a la entrada del edificio. Sorpresivamente, la policía no los reprimió ni los dispersó, pero en las redes sociales, según la Agence-France Presse, las cuentas de algunos influyentes periodistas liberales fueron cerradas.

protesterziyou-sina

Otro manifestante pide que se termine la censura. “Los chinos queremos libertad!” dice la segunda línea de su cartel. (foto: Sina Weibo)

El mismo día, en una conferencia de prensa, una vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores declaró que “la llamada ‘censura de prensa’ no existe en China,” mientras que el Departamento de Propaganda Central, llamado sarcásticamente el “Ministerio de la Verdad” emitió el siguiente comunicado a los demás medios:

“Departamento de Propaganda Central: Comunicado urgente acerca del incidente de la publicación del ‘Saludo de Año Nuevo’ del Southern Weekly: Los comités del Partido y los medios de todos los niveles deben tener claros tres puntos acerca del tema. (1) El control del Partido sobre los medios es un principio básico inalterable; (2) Los problemas en el Southern Weekly no tienen nada que ver con el jefe del Departamento de Propaganda de Guangdong Tuo Zhen; (3) Fuerzas hostiles externas están involucradas en el desarrollo de la situación. Cada unidad de trabajo responsable debe demandar que sus editores, periodistas y demás empleados cesen las expresiones de apoyo al Southern Weekly en la red. Comenzando mañana, todos los medios y sitios web deben republicar el editorial del Global Times titulado ‘El mensaje a los lectores del Southern Weekly realmente incita a la reflexión.’ (7 de enero, 2013)” (Traducido al inglés por China Digital Times)

Casi todos los medios cumplieron con la orden, pero muchos incluyeron la advertencia de que las opiniones expresadas en el texto no eran necesariamente compartidas por la redacción.

apoyo-scmp

Jóvenes de todo el país postearon fotos en sus cuentas de Sina Weibo para expresar su apoyo al Southern Weekly. (foto: South China Morning Post)

El editorial del Global Times, considerado el más patriótico de los medios estatales, desmintió el involucramiento del Departamento de Propaganda de Guangdong en la edición del ‘saludo’ y culpó a activistas como Chen Guangcheng de incitar a la confrontación. Además, declaró que “el desarrollo de los medios debe tener en cuenta las circunstancias actuales del país. La reforma de los medios debe formar parte del proceso mayor de reformas. No puede haber una ‘zona política especial’ para los medios. El caso del Southern Weekly no tendrá un final sorpresa… Se deben evitar reformas drásticas que no estén al paso con el desarrollo político.” Pidió también que los lectores del Southern Weekly entiendan que el enfoque del país cae sobre el desarrollo económico y las mejoras en calidad de vida y que el público chino no quiere incertidumbre, y los incitó a cooperar con la resolución del tema.

Chen

Chen Guangcheng, nombrado por la revista GQ como el “rebelde del año”, es acusado por las autoridades de incitar las protestas en el diario desde los Estados Unidos, donde permanece basicamente exiliado. (foto: Reuters)

Pero no todos los manifestantes fueron convencidos y algunas celebridades de peso también contribuyeron sus opiniones acerca del tema. La actriz Yao Chen, que con 32 millones de seguidores en su cuenta de Weibo está entre las celebridades más observadas del ciberespacio, posteó el logo del diario y citó al disidente ruso Alexandr Solzhenitsyn: “Una palabra verdadera pesa más que el mundo entero.” Otra actriz, Li Bingbing, compartió con sus 19 millones de seguidores que esperaba ver “un poco de primavera en este duro invierno.” Otros artistas, como los escritores Han Han y Li Chengpeng pidieron sin vueltas que se siga desafiando la censura de prensa.

celebridades

Desde la izquierda: Yao Chen, Li Bingbing, Han Han y Li Chengpeng. Varias celebridades expresaron apoyo a los manifestantes y pidieron el fin de la censura. (fuentes varias, composición propia)

El martes, alrededor de 100 personas, la mayoría jóvenes y algunos que habían viajado desde otras provincias, siguieron protestando frente a las oficinas del Nanfang Media Group, pero se encontraron con una contra-protesta por simpatizantes del Partido. La policía tuvo que separar algunas riñas entre los manifestantes, pero no los dispersó del todo.

wheelchair

Las protestas continuaron el martes, mientras que simpatizantes viajaron desde otras provincias para unirse a las manifestaciones. También maoistas que apoyan el control estatal de los medios se hicieron presentes. (foto: AFP)

Tras puertas cerradas, oficiales del Partido continuaron las negociaciones con el diario, pero según periodistas, seguían lejos de resolver el conflicto.

Esto cambio el miércoles cuando finalmente intervino directamente el jefe provincial Hu Chunhua. Aunque los detalles del trato no fueron publicados, según informó el South China Morning Post de Hong Kong, Hu logró asegurar que nadie del diario sería penalizado y que los censores no intervendrían directamente en el contenido antes de la publicación. Los editores del Southern Weekly siguen en sus puestos, como también lo hace Tuo. Por otro lado, los empleados del diario no debían hablar con los medios extranjeros.

carteles y flores

Aún cuando se redujo la cantidad de manifestantes, varios ciudadanos dejaron señales de apoyo frente a las oficinas del diario, incluyendo crisántemos, flores utilizadas en los funerales. (foto: AP)

No se sabe si una investigación será abierta acerca del tema, pero lo cierto es que el jueves 10, salió la nueva edición.

La nota de tapa fue un trabajo investigativo titulado “Tanto amor, tan poco dinero”, acerca de un incendio en un orfanato en el cual murieron varios chicos. Varios lectores describieron anomalías en la nueva edición. Primero, el diario salió antes en Beijing y en Shanghái que en Guangzhou. Segundo, no habían ejemplares en muchos puestos de los puestos de diario en Guangzhou que normalmente lo venden. Tercero, en los ejemplares encontrados en Shanghái faltaban secciones, en particular una nota acerca de las nuevas regulaciones para la reclamación de tierras y otra acerca de “cambios dramáticos” en el proceso de reforma. Cuarto, aparentemente faltó un editorial que conmemoraba los 30 años de operación del Southern Weekly. Lo que si fue publicado fue un editorial del Peoples Daily que decía que los métodos de control del Partido sobre los medios debían adecuarse a la época. Editores del Southern Weekly incluyeron también un comentario propio, pidiendo que se respete y apoye a los medios “moderados, racionales y constructivos.”

Tapa

La tapa de la edición del 10 de enero del Southern Weekly. La nota de tapa, acerca de un incendio fatal en un orfanato se titula “Tanto amor, tan poco dinero.” (foto: AP)

Según uno de los editores declaró bajo anonimato a la red Al Jazeera, los resentimientos aún perduraban dentro de la redacción. El mismo editor predijo que algunos editores y periodistas renunciarían pronto, “o voluntariamente o bajo presión de la administración.”

Mientras tanto, las manifestaciones, ambas por aquellos que piden por la libertad de expresión y por quienes condenan al diario como subversivo, continuaron, pero ahora si, con arrestos. Y el Global Times volvió a publicar un editorial en el cual declaró que el la libertad de prensa “necesita límites.”

Sopa de arroz

Circularon rumores que uno de los editores del Beijing News había sido demitido por publicar en la página de entrada del sitio una nota acerca de los beneficios de la sopa de arroz sureña. La pronunciación de sopa de arroz, 粥, y la de semana, 周, son similares (ambas se pronuncian “zhou”). (foto: SCMP)

¿Qué les parece esta ley de medios?

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. Este es el tipo de articulos que uno esperaria ver publicado en la edicion de papeal del PERFIL, pero claro nos entretenemos discutiendo el sombrero de Kristina mientras el mundo se nos viene encima (pero esta vez en serio!). Los argentinos nos reiamos de la ignorancia olimpica de los asuntos mundiales de parte del ciudadano medio americano, cuando La Nacion por ejemplo normalmente publicaba internacionales con altura. Hemos caido en un pozo que tomara decadas (si acaso) para solucionar. Felicitaciones Stephan.

Responder a german palacios Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *