La guerra contra el gris

Estos días no hay tema más caliente en Beijing que el de la contaminación. (La disputa con Japón por las Islas Diaoyu pega en el palo.) La capital china está pasando esta semana por su cuarta racha de días grises en lo que va del 2013. Mientras el sol se esfuerza por traspasar esa manta que cubre la ciudad, las máscaras son cada vez más ubicuas. Pero con o sin máscara, el gobierno recomendó a los habitantes ayer que permanezcan dentro de sus casas para evitar respirar el aire contaminado. No es casualidad que las ventas de purificadores de aire para interiores hayan despegado también. Pero la contaminación no se … Sigue leyendo

Pensadores chinos

Aparte de la lista de los nombres que integrarán el nuevo Comité Central del Partido Comunista, una nueva lista fue recientemente publicada: la lista de la revista Foreign Policy de los cien pensadores más influyentes del año.* El ranking puso en la cumbre a Aung San Suu Kyi y a Thein Sein, la dupla que hoy da forma a la apertura y al desarrollo de la República de Myanmar, anteriormente conocida como Birmania. Aung San Suu Kyi, ganadora del Premio Nobel de la Paz, es una activista de derechos humanos que pasó años perseguida y luego en prisión y, gracias a los comienzos de una liberalización política por parte de … Sigue leyendo

Sembrando las nubes

Xiangshan Base

La noche en la que publiqué mi última entrada, como a pedido, se largó a llover. Como resultado, el próximo día fue el primero desde mi regreso en el que se vio un cielo azul, y hoy es la cuarta jornada al hilo en el que no puedo tener queja alguna. Para decir la verdad, el clima de estos días me ha devuelto la energía que me hacía falta para encarar mi cuarto año en China. Lo interesante de todo esto es justamente esa “lluvia a pedido”. El hecho es que es muy probable que haya sido exactamente eso. El gobierno chino, en particular en la ciudad de Beijing, practica … Sigue leyendo

Bienvenida Beijinguesca

Hoy, el martes 11 de septiembre, es mi quinto día en la capital China. Aunque no haya cambiado demasiado durante mi estadía en la Argentina, Beijing siempre da de que hablar. Sin embargo, entre todo lo llamativo acerca de esta ciudad, hay algo que supera todos los pequeños detalles: desde que llegué el viernes, no he visto un cielo azul. Y no es que esté lloviendo, o que haya niebla, o que el jetlag cause que esté despierto solo de noche. No, es esa característica manta gris que cubre la ciudad, según mi estimativa, entre 250 y 300 días al año. Mirando por mi ventana, cuyo vidrio está teñido de … Sigue leyendo