Con el odio en la sangre

En la blogoesféra china hay de todo. Uno se puede imaginar lo que casi 550 millones de usuarios de internet son capaces de postear. La gran mayoría son pensamientos personales o efímeros y aunque cada vez más públicas, las opiniones políticas generalmente son guardadas para círculos privados gracias a la auto-censura – pero cada de vez en cuando uno se encuentra con una entrada representativa del estado de la sociedad. Una historia reciente me llamó muchísimo la atención. La entrada se titula “Un niño japonés visitó nuestra casa y avergonzó a nuestra familia”. Fue posteada en la red social china Douban el 28 de enero por una joven usuaria con … Sigue leyendo