El fin del hijo único

Entre las primeras preguntas que mis amigos argentinos me hacen acerca de China nunca falta la de la “ley” del hijo único. Grabada en el consciente colectivo, ahí al lado de “¿Es verdad que comen perro?” y es “¿Es verdad que todos saben Kung Fu?”, “¿Es verdad que si tenés más de un hijo te lo matan?” es un ejemplo de esas cosas que uno escucha y de las cuales termina convenciéndose. Cuando aparece una chance para confirmarlo, no hay que dejarla pasar. Las respuestas a este tipo de preguntas siempre requieren explicación, porque siempre incitan otras preguntas. Sí, comen perro, pero no en todo el país y no es … Sigue leyendo