La escuela necesita volver a las fuentes

leer2

La ausencia de comprensión lectora es consecuencia de un problema de tipo estructural del sistema educativo. Hay una mayor preocupación por el aspecto cuantitativo que por el cualitativo.

Nos hemos acostumbrado a que después de los desacuerdos en las paritarias docentes, sobrevengan las huelgas y con ellas las pérdidas de días de clase.

La reacción de la sociedad en su conjunto es de repudio por la suspensión del inicio de ciclo y, de los padres, en particular, de reproche por no saber qué hacer con sus hijos en la casa.

Cuando por fin se llega a un acuerdo, todo parece encauzarse y retomar la normalidad Los chicos en las aulas y los docentes dictando sus clases.

Sin embargo, avanzado el año escolar, los informes de las pruebas PISA ponen otra vez la mirada en el sistema educativo. Argentina sigue profundizando su deterioro en la calidad educativa.

Sostener que los alumnos de niveles sociales bajos están en desventaja por no tener los recursos tecnológicos necesarios no es una razón que justifica su falta de comprensión lectora. La Tecnología no resuelve el problema, por el contrario a veces lo agrava.

Me parece que “Volver a las fuentes” es la matriz para restructurar las políticas en Educación. La competencia lectora es un proceso sistemático y gradual que requiere de la presencia efectiva de tres actores: alumno, docente, familia. Sin el compromiso de los padres, sin el interés pleno por el futuro de sus hijos, no puede haber cambio, porque sin un reclamo genuino de los demandantes, es difícil conseguir la movilización de los demandados.

La grave distorsión que presenta la igualdad de posibilidades es creer que sólo con el poder adquisitivo se construye el futuro de las personas. La capacidad intelectual no se compra, se adquiere con esfuerzo y perseverancia. Actividades como leer, comprender, reflexionar, discernir, transferir sólo se logran con el hábito lector.

Volver a las fuentes es poblar las bibliotecas con libros, sintonizar a los chicos con los textos para que ellos mismos disminuyan sus tiempos de virtualidad celular.

 

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en Sin categoría


Comentarios

  1. Creo que básicamente el problema de la no adquisición de esta habilidad, como la de tantas otras necesarias para hacer posible estudios universitarios con cierto grado de éxito está en la permisividad de nuestro sistema educativo. El facilismo y la seguridad del alumno de que se lo aprobará a pesar de que no realice el más mínimo esfuerzo. Sin duda todos tendrán el secundario aprobado, pero la mayoría no entenderá por completo qué está leyendo cuando lo intente con alguna editorial del diario y a fuerza de no entender, terminará abandonando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *