San Valentín, entre la leyenda y consumismo

descarga

San Valentín, entre la leyenda y el consumismo

¿Quién fue San Valentín?

¿Un médico romano en épocas del emperador Claudio que protegió a los enamorados?

¿Un obispo consagrado patrono de Terni, una ciudad italiana en donde descansan sus restos?

¿O quizás Valentín de Recia, un obispo que vivió en el Tirol italiano por el siglo V?

Para la Iglesia del Papa Gelasio fue un sustituto oportuno de las fiestas paganas de Lupercus, protector de los pastores de la antigua Roma. Y es así como este discreto santo fue cobrando protagonismo y, aunque poco se sabía de él, las leyendas paganas y la voz popular de aquel entonces hicieron el resto.  

A partir del 14 de febrero de 494 la Iglesia consagró el primer Día de San Valentín, religioso, mártir y con un referente imbatible: patrono de los enamorados.

En el siglo pasado, Pablo VI, después del Concilio Vaticano II, decidió eliminar su celebración del calendario litúrgico; pero no contó con su imbatible adversario: el consumismo, quien hizo caso omiso de su determinación.  “Poderoso caballero es Don Dinero” pareció rezar desde su Siglo de Oro el poeta Quevedo.

Finalmente el Papa Francisco, conciliador, atento y pragmático decidió reconciliar la celebración de San Valentín nuevamente con la Iglesia y convocó a las parejas a bendecir su unión a través del santo matrimonio

 

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en Sin categoría


Comentarios

  1. Yo creo que San Valentín ya es una tradición basada en los usos y costumbres de nuestra sociedad, si bien tiende a ser una época de consumismo principalmente por que las personas lo permiten, por ello debemos considerar los inicios que creo explicas muy bien en este post, pero también la forma poco realista de como se celebra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *