Obama visitó México y habló además con toda Centroamérica.

Es la hora de balance y es la hora de pensar para que ha servido la visita a México de Barack Obama, ahora con Enrique Peña Nieto como presidente. También Obama estuvo parte del fin de semana en Costa Rica.

Algunos especialistas han dicho que la visita de Obama ha servido para mejorar los lazos comerciales. Otros creen que ha servido para madurar la reforma migratoria que Obama piensa impulsar en los Estados Unidos. Por supuesto todos dicen que el tema central es la lucha contra el narcotráfico.

El enfoque que ambos gobiernos plantean en el tema comercial en esta visita también ha servido para sacar un poco de la escena el esquema de represión y de guerra contra los carteles de la droga, que por años, han sido el eje central de la tapa de los diarios y de las discusiones bilaterales. Nadie niega que el problema aún persiste, pero Peña Nieto está intentando cambiar el sentido de la agenda, ya que Calderón -su predecesor- estuvo siempre ligado a la lucha armada, con un éxito notoriamente discutible.

El discurso de Obama en el Museo Antropológico en el mismo Distrito Federal ha servido para resaltar la relación, para hablarle a la juventud y para mostrar que Estados Unidos tiene una cara de colaboración para con su vecino del Sur. “Más allá de la elevada retórica sobre una creciente cooperación sobre temas comerciales e intercambios educativos, todos creen que Obama ha venido a bendecir el nuevo gobierno de Peña Nieto” afirman algunos analistas. 

Ya sea con cooperación en temas sociales, con la esperanza de que México vaya superando los problemas, Obama estuvo presente justo cuando Peña Nieto está entrando en su quinto mes de mandato. Quizás el mexicano estaba muy interesado, o más interesado, en un apoyo literal de Obama.

Mientras tanto el presidente norteamericano al dejar México pasó por Costa Rica. Y no solo conversó allí con la primera dama Laura Chinchilla. . En la capital costarricense dijeron presente también para hablar con Obama los presidentes de El Salvador, Mauricio Funes; Guatemala, Otto Pérez Molina; Nicaragua, Daniel Ortega; Panamá, Ricardo Martinelli; República Dominicana, Danilo Medina y el Primer Ministro de Belice, Dean Oliver Barrow.

También en Centroamérica se discutió de drogas, de cooperación y de comercio con Estados Unidos. Y todos estos temas fueron tratados con el líder norteamericano con tranquilidad y sin ningún tipo de tensiones. Notemos además que entre los participantes  no hubo diferencias ideológicas. Hasta el mismo nicaragüense Ortega dijo “presente”.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en Sin categoría


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *