Reynaldo Sietecase: Kamikazes

La principal crítica consiste en que la formulación de los agravantes del Código Penal (Libro I -disposiciones generales-, Título V -imputabilidad-, Artículo 41) es demasiado laxa y deja a criterio del juez la interpretación de posibles “finalidades terroristas” o de actos extorsivos a las autoridades. Esta clase de formulación es violatoria del principio constitucional de legalidad, que exige que los tipos penales sean precisos para achicar el margen de discrecionalidad y arbitrariedad en la aplicación de la ley.

Esta norma ubicó a la Argentina en línea con el proceso regional de endurecimiento de la legislación penal por la amenaza del terrorismo. En términos de política internacional, la Argentina parece haber respondido a una exigencia del GAFI -por la amenaza de ser excluida del G20- con una iniciativa regresiva en materia penal y constitucional.

Países como El Salvador, Perú o Chile cuentan con leyes antiterroristas muy duras que justificaron la persecución de activistas y disidentes internos. En Chile, por ejemplo, se impulsaron procesos penales contra referentes de la comunidad mapuche por acciones directas en reclamo de sus tierras ancestrales. Si bien es cierto que la reforma argentina es más cuidadosa que las sancionadas en la región en respuesta a las mismas exigencias, su dictado señala la orientación política en la que se inscriben todas. El juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni consideró que esta norma era innecesaria para el país.

La preocupación central consiste en que el aumento de las penas pueda, por lo genérico de la formulación, abarcar reclamos sociales, y que por los agravantes permitan someter a proceso a manifestantes o referentes sociales con imputaciones no excarcelables.

Ante los reclamos, el oficialismo implementó dos modificaciones: no se aplicará en los casos en los que los reclamos se desarrollen en “ejercicio de derechos” -humanos, sociales o constitucionales-. y determinó que las figuras mencionadas en la ley son de competencia federal. Esto último, para evitar la actuación de jueces provinciales.

Título: Kamikazes. Los mejores peores años de la Argentina.
Autor: Reynaldo Sietecase.
Editorial: Aguilar
Páginas: 356
Publicación: noviembre de 2012.
Precio: $ 109.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. ESTE ES`UN PERIODISTA DE INVESTIGACION, NO COMO EL NABO MERCENARIO DEL PERIODISMO COMO EL LAUCHA LUIS MAJUL, QUE TODOS SUS TEXTO TIENEN LA PALABRA ” SE DECIA” “SE COMENTABA” SE RUMOREABA” “SE ESCUCHABA” Y TODO POR EL ESTILO ES UN SAPATRATA DEL SEUDO PERIODISMO AMARILLO DE NUESTRO PAIS

  2. ¿ Habrá algún punto dentro del amplísimo territorio argentino
    capaz de patinarse cien mangos (el equivalente a cinco kilos
    de asado de costilla) para garpar un libro del punga este
    Sietecase ?. “Cada día que amanece, el número de bobos
    crece”, pero aun así no creo que pasen de la primera edición,
    que obviamente no superará los quinientos ejemplares.
    Regalalos Siete para suplementar sillas de los bepis que no
    llegan a la mesa para morfarse la sopa de quaker.

  3. Sietecase es un aplaudidor mas, nada del otro mundo… un tipo que no puede solventarse con su trabajo sin tener que callarse muuuuchas cosas!! cuando empieces a hacer informes sobre Jaime, el enriquecimiento de casi todos los funcionarios y todos los hechos de corrupción de este gobierno incluida la constante extorción vía pauta publicitaria te vamos a tener en cuenta por ahora sos un CHOOORRRRROOOO!! MAS como todos tus compañeritos cómplices. das asco y te digo… yo se que vos lo sabes,,, vos no sos periodista hermano…NO SOS!

  4. CON VARIOS LANATA Y SITECASSI ESTA MUJER NOHIUESE RECULADO EL 82 X CIENTO MOVIL DE LOS JUBILADOS QUE ESTAN EN LA MISERIA, PERO COMO DICE LA NEGRA MERCEDES SOSA TODO TODO VUELVE .-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *