Pensamiento en Montaña Rusa

0129_el_pensamiento_libro_blog

El pensamiento en Montaña Rusa es mente errante cuando corresponde y mente concentrada cuando amerita. La mente errante de alguna manera busca escaparse del presente imaginando futuros. Bajo esta mirada, la mente errante no puede ser otra cosa que una mente creativa. Son muchas las especulaciones que manejan los investigadores acerca de sus funciones: desde consolidar recuerdos; tomar información de la actividad consciente; mantener activas conexiones neuronales que no están en pleno uso, protegiendo las conexiones entre áreas que trabajan juntas aunque no en ese momento; preparar conexiones para eventos del futuro y otras. Sean las funciones que sean, es una noticia muy buena para la creatividad, para aceptar el … Sigue leyendo

Cómo trabajar para un idiota

Como trabajar para un idiota

El cuarto paso “Debemos realizar un inventario de nuestras conductas idiotas” Este tipo de cosas es lo que mantiene mi humildad a raya. Cuando hago uso de hasta el último gramo de creatividad e influencia que poseo para enseñar a cualquier lastimoso y molesto jefe-i cómo debe conectar dos puntos, necesito tener presente de dónde vengo y lo difícil que fue para mí. Como he dicho al principio del capítulo, montar de vez en cuando en cólera por pura indignación sienta bien, aunque esté mal. Parafraseando a Sigmund Freud, a veces un idiota no es más un idiota. Dejando aparte la cuestión sobre el origen de los idiotas, si te … Sigue leyendo

Sergio Sinay: “La palabra al desnudo”

… sino extendiendo la idea a toda letra escrita, sea prosa, poesía, canciones, aforismos y reflexiones”. García Pintos subraya tres aspectos terapéuticos valiosos de la palabra: 1) su propio peso, ético y estético, en el mensaje y en la forma; 2) el poder que cobra cuando está dicha por alguien a quien se le reconoce autoridad para emitirla; 3) la permeabilidad con la que es recibida por quien la necesita. Cuando estos valores se efectivizan, dice el especialista, no importa que el texto en cuestión no haya sido producido con fines terapéuticos. La palabra será terapéutica no por su intencionalidad, sino por su efecto. Desde este punto de vista, para … Sigue leyendo