Etienne vs. Griesa, en Francia se consiguen mejores

Me recomendaron un libro y, contra la costumbre, fui corriendo a comprarlo sin saber que me iba a encontrar con una novela muy a tono con los tiempos que corren. En De vidas ajenas, Emanuelle Carrere cuenta, cual biógrafo por encargo, la historia de dos jueces cojos unidos por el cáncer y una lucha en sus respectivos juzgados contra empresas prestamistas de dinero fácil, pero a tasas usurarias (buitres de pequeña escala) que se aprovechan de los descastados del sistema financiero. Cualquier resquicio legal, -mi favorito: que la letra del contrato no estaba en tipografía número 8, como establece la ley-, es una oportunidad para cancelar las deudas de padres y madres de familia con la soga al cuello. Etienne y Juliette, así se llaman los cojos, contra los buitres, al servicio de la patria. Parte de la estrategia legal de los magistrados fue recurrir a una instancia regional, solicitando al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (formada por un juez de cada país miembro) una “clarificación” acerca de cómo interpretar un derecho incluido en la Constitución europea con el objetivo de evitar el boicot que la Cámara superior ejercía sobre sus casos testigo contra los buitres de cabotaje.

En un momento de la novela, Etienne cita un discurso de un juez que lo inspiró para su cruzada: “Sed parciales. Para mantener la balanza entre el fuerte y el débil, entre el rico y el pobre, que no pesan lo mismo, inclinadla hacia un lado. Tened un prejuicio favorable con la mujer contra el hombre, con el obrero contra el patrono, con el atropellado contra la compañía de seguros del atropellador, con el ladrón contra la policía, con el acusado contra la justicia. La ley se interpreta, dirá lo que quieren ustedes que diga. Entre el ladrón y el robado, no tengáis miedo de castigar al robado”.

La pregunta que surge es, cuánto importa el contexto y cuánto la interpretación “fría” de la letra de la ley (si existe tal cosa) en el fallo de Griesa contra la Argentina, la confirmación de la Cámara de Apelaciones y la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de no tomar el caso. Un abogado de los que sabe dice que, pese a que no debiera ser así, las declaraciones de los funcionarios pesan en las decisiones de jueces como Griesa. Pero que en definitiva, la justicia norteamericana, tradicionalmente liberal, simplemente “reiteró su tradicional jurisprudencia que establece que la emisión de bonos constituye una operación comercial; y pase lo que pase, hay que pagar lo adeudado. En esto se diferencia de la restante jurisprudencia comparada (inclusive la de los tribunales europeos), que es más condescendiente con los países que enfrentaron emergencias”. Qué picardía, en el país de La revolución de los derechos nos encontramos con un juez poco contemplativo con un país soberano.

Buitres argentos
En su programa de radio, María O´donnell criticó a los periodistas que ponen la cara en publicidades de prestamistas de dinero fácil, pero a tasas usurarias. Necesitamos un juez local que se ate la capa de Etienne. Teléfono para Justicia Legítima.

rial2

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en Sin categoría


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *