El cafetero de la Rosada

28 de mayo del 2008 | 11 Comentarios

Félix Pérez vende café frente a la Plaza de Mayo. Tiene un carro oxidado y trece termos plateados llenos de bebida caliente. Este cafetero es un testigo privilegiado de los últimos años de la historia política de la Argentina.

Desde 1997 hasta hoy, Félix vende café y observa los pasos de los poderosos. Su puesto es inmejorable: durante ocho horas y de lunes a viernes se para sobre el cordón de la vereda de la Avenida Rivadavia al 300, en diagonal exacta a la Casa Rosada. Y desde allí lo mira todo.

cafetero-centinela.jpg

El cafetero centinela vio llegar –y también irse– a ocho presidentes desde que empezó a vender café. El 20 de diciembre de 2001 fue testigo de la huida de De la Rúa. Y se jacta de su ubicación preferencial: “¿Sabés cómo se veía el helicóptero desde acá?”, cuenta orgulloso.

Pase lo que pase, Félix nunca abandona su puesto. No lo amedrenta ni la caballeriza ni las balas de goma ni nada: “Si se arma en la Plaza, la policía me avisa y me refugio debajo de un techo, pero sigo vendiendo igual”.

En 2003, lejos del conflicto que hoy enfrenta al Gobierno con el campo, Félix dice haberle servido un café a Alfredo De Angeli. “Vino con otros chacareros a pedirle a Kirchner que no les rematen los campos y se tomó un cafecito”.

El centinela de la Rosada prefiere a Néstor que a Cristina. “Ella no me gusta; llega tipo 11, no como él que llegaba bien tempranito. Yo la veo entrar a la Presidenta todos los días. Se baja del helicóptero y la traen en auto hasta la entrada y no sale hasta que se va”, cuenta con naturalidad y agrega: “En cambio al pingüino lo veía caminar todos los días, a la mañana y a la tarde, yendo y viniendo alrededor de la Rosada”.

Al que Félix prefiere ni ver es al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri: “A Mauri le tengo miedo porque no quiere a los pobres. Si los ve, les pasa por encima”.

El carro del cafetero carga -además de café- 5 docenas de facturas, 50 sándwiches, gaseosas, y 11 años de historia.

11 Comentarios

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

  1. Pablo P. dice:

    Muy buena e ilustrativa la nota del cafetero, que seguramente, tendrá tantas historias como para relatarlas en un libro, felicitaciones Vero

  2. mara dice:

    Todos somos un poco como el cafetero de esta bonita historia.- Todos vemos pasar.- Todos vemos como en realidad termina pasando nada.-

  3. candelaria dice:

    Muy buena nota!!! Te felicito

  4. REGINA dice:

    muy buena la nota, esta bueno conocer a personajes que aparentemente no vemos, pero si no estan… nos dariamos cuenta.
    Lo unico que no coincido exactamente es con lo de Macri, a mi no me consta que “no quiere a los pobres”, y a lo sumo, si no los quiere, mejor!! mira como estamos xq a todos los politicos le gustan los pobres, cada vez hay mas!! no es preferible que no le gusten los pobre asi se soluciona el problema de esa gente de una vez?

  5. Dan dice:

    a la pelota, que facho el comentario de Regina!!!
    quiso hacerse la políticamente correcta y le saltó la ficha. Muy bueno el post.

  6. Bloguero dice:

    Aguante este blog!!!!

  7. Juan Manuel dice:

    Muy buena la nota,me gustaria saber mas sobre este trabajador argentino posado en el escenario mas simbolico y fuerte de la politica argentina. Regina creo que fuiste mal interpretada,bah,espero…
    PD:Que rimbombante mi comentario,no?

  8. MARCE dice:

    Muy buena la nota,le sugiero algo al señor.Por que no se para donde entran los politicos y les regala el cafe? Le aseguro que somos varios los que colaborariamos para comprarle bastante laxante para ponerle!!! kuak

  9. ernesto dice:

    vero me encantaria que me escribas a mi correo por favor me llamo ernesto y me gustaria darte una buena historia cuando gustes podemos contactarnos gracias tambien soy cafetero

  10. Pablo dice:

    Hola Vero, me gustó esta nota y me sirve para un trabajo que estoy haciendo para la facu, te pediría si no es mucha molestia que me pases el mail del comentario que te dejó Ernesto el cafetero, me gustaría contactar con él, Gracias.

  11. Luly dice:

    En el comentario de Regina había un lindo gusto ácido, creo que lo que quizo decir es que si los políticos dejaran de joderse toda nuestra plata y la pusieran al servicio de la gente habría menos pobres… pero como a ellos les gusta la plata, que la gente se haga pobre nomás… Algo así Regi????
    En fin, me encantó la nota, está como para ir a tomarse un café con este señor, antes que a esa famosa cadena de café que pusieron alla.

Disculpa, los comentarios se han cerrado para este post.