Manual para arruinar cualquier opinión

Que fueron 30 mil, 8 mil, 6 mil, quince personas que esperaban el bondi o un sopapo a un vendedor de estampitas de San Perón. Que Gómez Centurión se fue al pasto con sus dichos negando algo que hasta Videla reconoció. Que lo del titular de la Aduana no llega ni a los talones a lo de Guillote Moreno cuando dijo que Videla “al menos no le quitaba la comida a los chicos”. Que las escuchas ordenadas por la justicia son ilegales. Que la que se queja tiene derecho a no ser escuchada cuando se la investiga por el 99,9% del Código Penal argentino y de algunos países más de la región. Que parece joda que la misma mina que da clases de respeto por la intimidad sea la que desayunaba a las 11.30 de la madrugada con las carpetitas de la Side en la cama.

Que las notas periodísticas sobre el Panamapeiper justifican la renuncia de todo el gobierno aunque la pidan los mismos que sobrevivieron a denuncias que van de la muerte de un fiscal federal que imputó a una presidente por traición a la Patria al sobreprecio en cunas de cartón para pobres bien, bien pobres. Que el hecho de señalar que pedir la expulsión inmediata de delincuentes extranjeros 24 horas después de criticar a un Juez por enviar al extranjero a un delincuente es un poquito incoherente. Que la anécdota de una ministra de Seguridad a la que le hackean una cuenta de Twitter sólo puede ser superada por un ministro de Comunicaciones que nos explica qué es una red social a través de una red social a veinte años del nacimiento de los blogs y a diez del surgimiento de Facebook.

Que los inmigrantes de antes sólo estaban compuestos por laburantes que nunca levantaron una Villa (como la 31 de los inmigrantes polacos), que jamás formaron mafias (Juan Galiffi y Francesco Morrone eran italianos que fueron forzados a delinquir por algúna energía sobrenatural y los de Zwi Migdal no comerciaban prostitutas, jugaban a que eran mercadería), que nunca se negaron a cumplir con la ley (la huelga de inquilinos fue un chascarrillo del día de los inocentes) y que nunca comerciaron sin pagar impuestos, ya que esos carros tirados a caballos para vender verduras o leche pasteurizada por Cadorna, entregaban facturas imaginarias para evitar la polución ambiental.

Que está bien que puedas tomar sol en tetas en cualquier playa. Que está mal que la policía te pida que te tapes lo que te queda de busto. Que deberían taparle las tetas a los gordos o que tal vez alcance con la lluvia de azúcar de los churros. Que, en caso de estar de acuerdo con cubrir pechos ajenos, es un exceso enviar cinco policías. Que es increíble que nos horroricen más tres pares de tetas en una playa que un abuso sexual en pleno Palermo. Que resulta aún más increíble que estén todas las opiniones en una misma bolsa y que nadie pueda putear por ambas cosas a la vez, como si el debate por el desnudo y los violetas se autoanularan mágicamente. Que las playas argentinas están vacías porque nadie tiene plata. Que el ruido de joda argentino en Uruguay, Chile y Brasil se escucha desde Pinamar. Que veranear fuera del país es ser un cipayo que prefiere irse diez días a Buzios por el mismo dinero que cuesta una carpa en Mar del Plata. Que esto se pudre, que esto es la gloria, que acá son todos iguales, que acá no ha pasado nada, que cualquiera puede opinar de lo que desee, que lo que desean es opinar cualquier cosa.

Expertos en seguridad, economistas por correspondencia, liberales con beneficio de inventario, nacionalistas que protestan contra los nacionalismos extranjeros, socialistas proteccionistas que descubrieron la bondades del libre mercado cuando el proteccionismo llegó al Imperio, directores técnicos de kiosco de diarios, consultores empresarios que pagan la deuda de expensas en cuotas, críticos de cine que no reconocen la diferencia entre un travelling con steadicam de Kubrick y la escena final de Bañeros 4 los Rompeolas. Todos tienen lugar en nuestra sociedad, y está perfecto que así sea. Sólo me pregunto en qué momento tienen tiempo para hacer algo productivo si la vida parece que se les va en decir a los demás qué es lo que tienen que hacer.

Sommeliers del buen gusto ajeno que creyeron que la movida del empoderamiento hacia el consumidor consiste en exigir cómo tendrían que ser los textos que leen, o de qué nos olvidamos al hacer un chiste en Twitter, o sobre qué tendríamos que hablar, o de qué podemos reirnos y de qué no. Porque hay que estar siempre serios, bien amargados, con cara de que todo el tiempo está por suceder algo. Si por ellos fuera, Netflix tampoco existiría, porque atenta contra la producción nacional de venta de películas truchas, o porque el concepto de ver lo que quiero incluye que las series terminen como nos gustaría a nosotros. Elija su propia censura.

Todos opinan de cualquier cosa y hasta Cristina se copa con sus locas teorías afirmando que si dos funcionarios sostienen un número de desaparecidos diferente al del relato –aunque, irónicamente, idéntico a la cifra oficial– es que el autor de la idea es Mauricio Macri. Tiene sentido: en su loca cabecita pelotudeadora de exfuncionarios y directriz del pensamiento único, considera que nadie puede tener opinión propia. En contra de la expresi: si seguimos su lógica de pensamiento, los actos de corrupción de dos o más personas de su equipo entrarían en la misma lógica, teoría abonada por la propia Justicia. Y puede que hayan sido más de dos, si la memoria no me falla:

Cometas de Skanska, plan Qunita, talleres ferroviarios, Ferrocarril Sarmiento (por mencionar a uno solo), rutas a la nada, represas energéticas sobrefacturadas antes de construirse, hoteles con ocupación plena de aire, familiares multimillonarios, choferes y jardineros convertidos en empresarios, cajeros de bancos devenidos en magnates, los bolsos voladores de José López, el dragón custodio de carbón parrillero, los yates y aviones privados de Ricardo Jaime, las chacras de Julio De Vido, la mansión de César Milani –único imputado por crímenes de lesa humanidad que ocupó un cargo alto desde Luis Patti–; las valijas de Antonini Wilson, la embajada paralela en Venezuela, el caso Ciccone, el médano de Boudou, la imprenta de Boudou, la moto de Boudou, Boudou; el tráfico de efedrina, Sergio Schoklender, Hebe de Bonafini y Sueños Compartidos, el saqueo del PAMI, la recaudación de dinero sucio para la campaña electoral –todas–, los subsidios truchos de la Oncca a los feedlots, los vuelos de merca de Southern Winds, los vuelos de merca de los hermanos Juliá, los no vuelos de la aerolínea sin aviones Lafsa, los seis millones de pesos –con un dólar siete a uno– que cobró el peluquero de Aníbal Fernández por servicios audiovisuales, la bolsa de Miceli, las jodas de Picolotti, los hijos de los amigos contando millones en cámara, los 8 mil millones de pesos evadidos por Cristóbal López que se le pasaron a Ricardo Echegaray, entre otros casos aislados que no tienen por qué empañar lo notable de una gestión que nos devolvió al podio internacional de corrupción, inflación y peores países para emprender un proyecto comercial. No serán los campeonatos que queríamos, pero no vamos a ponernos quisquillosos con la falta de puntería.

A veces creo que Cristina lo hace adrede, que se mete en el momento en el que el Gobierno más necesita que se hable de cualquier cosa. Eso o Macri es un diabólico estratega político que provoca que el país entre en pausa hasta que decidamos si convertir el 24 de marzo en un feriado móvil es más grave que armar un asado en la ESMA. Sea cual fuera el verdadero motivo, y sin poder afirmar que ése sea el fin perseguido, ahí estamos todos en un debate que va por más reediciones que los decimales del número Pi.

La batalla cultural se libra en otro terreno, gente. Eso de seguir discutiendo los setentas es como un Día de la Marmota al que se olvidaron de ponerle un desenlace. Imaginemos un Grandes Valores del Ayer político: pasan los años, a los que le interesan esas historias también van palmando, tiene cada vez menos rating, pero ahí están, contando una y otra vez sobre aquella oportunidad en la que quisieron cambiar el mundo al saludar al flaco del centro de estudiantes. Un corte, una quebrada y enseguida volvemos con más experiencias de tipos que no tienen ni siquiera un éxito para mostrar y viven del recuerdo de una historia que para ellos es épica, para otros un fracaso y, para el resto, una tragedia.

Y están ahí, pidiendo que no se metan con la memoria. El tema es para qué queremos esa mentada memoria. ¿Para que no vuelvan a existir guerrillas de niños ricachones con culpa de clase que matan lo que se les cruce en nombre de un pueblo que nunca los acompañó para llegar al Poder sin saber bien para qué? ¿Memoria para que no se vuelva a dar un Golpe de Estado militar apoyado por el silencio de la mayoría que derivó en una dictadura dentro de la cual se dieron lugar los delitos más atroces? ¿Memoria para recordar que la amnistía del 25 de mayo de 1973 fue aprobada por unanimidad de todo el Congreso? ¿O memoria para que no existan más enfrentamientos ideológicos que fomentan peleas de poder y terminan en soluciones tan pelotudas como la justificación de la muerte?

No se qué le pasará a usted, amable lector, pero desde este lado del teclado, ya no tengo ganas de discutir siempre sobre lo mismo. Básicamente, porque hemos asimilado que un debate es una competencia por demostrar quien tiene las mejores palabras para aniquilar la postura ajena, aunque se trate de un tema que no soluciona una pizca la situación actual ni aporta nada positivo para los problemas que nos aquejan. Lo mismo va para los que generan estos quilombos a título gratuito, esos que en la puerta del cine le preguntaban al extra qué opinaba del kirchnerismo, generando una ola de puteadas de los antikirchneristas que nunca habían oído hablar del trabajo de ese señor y el aplauso de kirchneristas furibundos que tampoco lo junaban, mientras flotaba en el aire la pregunta que nadie se hizo: si no le pregunto a mi peluquero qué piensa sobre el cupo de exportación ganadera, ¿por qué debería cambiar mi humor lo que diga un hombre cuyo rol social es otro? Puede importarme –o no– pero no debería por qué trastocar los roles que cada uno eligió ocupar en la sociedad. Pero es parte de ese daño enorme que ya ni sé cuándo se produjo, ese que dice que si no querés que un político te cague, tenés que meterte en política. Aún no entendí si es para convertirnos en garcas nosotros o qué, pero lo cierto es que cuando me pongo a escribir no tengo a ningún funcionario ayudándome en su tiempo libre. Quisieron dedicarse a eso, pidieron que los voten: laburen ustedes, changos.

Hasta ahora, lo único que veo es lo mismo de siempre: dictaduras buenas si son de un color, dictaduras malas aunque sean socias comerciales de la dictadura buena; golpismos que atentan contra la democracia, golpismos necesarios para que se vayan en helicóptero los que son tan antipopulares que llegaron al cargo por el voto ciudadano.

En unos meses debutan en las urnas los que nacieron en 2001. Entre tanto, nosotros seguimos en la discusión de algo que ocurrió tres décadas antes de que nacieran, o de cualquier cosa que pase a lo largo del día. Estoy seguro de que nadie sabe qué tienen en la cabeza estos chicos, como también doy por sentado que lo más probable es que sigamos marginándolos por que no entienden nuestro mundo de agresión gratuita al que piensa lo que se le canta el ocote pensar, de pedidos de manifestaciones a favor de funcionarios a los que nadie conoce personalmente por cagadas que se mandaron solitos, de peleas titánicas por cuestiones que no aportan nada, de discusiones eternas para hallar respuestas que nadie pidió para preguntas que nadie hizo.

No es que no lo entiendan. Temo que no les importa pertenecer a esto.

Lo bien que hacen.

0131_CFKMAURI

Martedí. No me tomen en serio. Después de todo, también soy un boludo que opina sobre lo que quiere, cuando quiere y como quiere.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en Sin categoría


Comentarios

  1. ¿Acaso no os percatasteis que puntualmente se trata de un manual para arruinar cualquier opinión? Como ejemplo basta con ver al pobre imbécil del carancho, miserable ave de rapiña que tiene que esperar que haya cadáveres para poder alimentarse. Pero bueno así es la naturaleza, es necesario que existan especies como éstas, para que se coman los desperdicios, y otros disfruten de buen alimento en las condiciones anteriores a la mierda que comen estos ejemplares. Su opinión, como tal vez muy pronto también las mías, ya serán arruinadas, como indica el manual de los argentos, que obviamente en su mayoría, como dijo 4×4 y como ya lo dijo Lucca, son caretas, reconocido por él mismo de manera implícita, antes de firmar el final de la nota, cuando se tildó de un boludo más. Pero no tan boludo como carancho, por supuesto.

  2. Lo que tengo grande es la pija, y la boca, sería cuestión de que la vieras, y yo la tuya, así te la destrozo, para alimentar a otros como vos, infeliz, acá el chupa verga sos vos, imbécil come mierda.
    Te voy a sacar, y no vas a tener donde esconderte, y quiero ver si personalmente sos tan valiente como pintás acá. Nunca sabés con quien te metiste, sos un pobre tarado inconsciente.
    Si supieras, cerrarías tu boca grande, para que no te la rompan, y no sepas ni quien fue.

  3. Escuchar el otro día en Intratables a Victoria Donda, la que se las infló redondas, me dió un poco de escozor.

    Cara a cara con víctimas civiles del terrorismo que pedían memoria, la dientuda se hizo bien la conchuda ante el caso de un niño de tres años que murió en la explosión de una bomba, puesta por terroristas que se habían levantado en contra del gobierno de Juan D. Perón.

    “En el Parque de la Memoria están las víctimas desaparecidas, no corresponde que allí se coloquen también los nombres de estas personas que murieron en otras circunstancias.”, dijo Donda.

    El pedido venía por parte de la abogada Victoria Villarroel, quien manifestaba que el dolor por las víctimas de todos los colores era el mismo, y si se pretendía tener memoria de la violencia ocurrida en los 70´s, no se podía invisibilizar y desaparecer a las víctimas muertas en manos de montoneros y el ERP.

    “Entre los nombres que figuran en el memorial del Parque de la Memoria hay varias decenas o cientos de personas que murieron antes del comienzo de la dictadura de 1976. No todos son desaparecidos a manos de los militares, hay ajusticiados y fusilados por el propio ERP o montoneros, algunos que se tomaron la pastilla de cianuro o incluso otros que murieron cuando les estalló el artefacto explosivo que estaban armando para cometer un atentado.”, sostuvo Villarroel.

    Victoria Donda, al borde de la lágrima y con la voz quebrada de a momentos, sacó a relucir la triste historia de sus padres terroristas, como contra argumento para imponer que las víctimas de un lado eran más importantes que las del otro.

    Por último, la diputada siliconada de Libres del Sur se cruzó con Aldo Rico, echándole en cara que el carapintada se había alzado en armas en contra de la democracia de Raúl Alfonsín, pero olvidando que el movimiento al que pertenecían sus padres, y del que habla con tanta solemnidad, había hecho lo propio en su momento, cuando inició una guerra privada en contra del elegido democráticamente Gobierno de Perón.

  4. No soy un buen detective, pero no podria ser la misma persona ? Por que el primer mensaje descalificador fue enviado como de 4 usuarios diferentes , ahora se insulta y se responde , una suerte de onanismo insultativo.
    En cualquier caso no entiendo esta compulsión que tenemos a insultarnos.

  5. Absolutamente de acuerdo, Villaroel es hija de un militar que lucho contra la subversión, no es millonario (como milani) , no se si aun esta con vida , Hay muchos de estos militares que son hoy presos politicos ( no todos , claro , también hubo asesinos entre ellos).
    Los casos como Donda, Cabandié, Carlotto , etc , dan lastima , por que es gente con ninguna capacidad para ocupar una banca .

    Volviendo al tema de la subversión, fue armada (en parte ) por el mismisimo juan domingo peron durante los 60 y 70 , ( ver correspondencia cook – peron ) .
    El los usó , armó el frankestein y luego los echó de la plaza cuando ya no los necesitaba.
    El paso de “juventud maravillosa a ……estupidos imberbes “.
    En cambio el SINDICALISMO siempre fue la columna vertebral del peronismo, creciendo incluso durante algunos gobiernos militares ….

    Peron siempre prefirió a los sindicalistas ( por eso la subversión elimina a Rucci, verdadero heredero del general ) .

  6. Lucca…discutir bolueces durante 40 años, nos sirve a los argentinos para hacernos los boludos. Obviamente…. Todos cacareamos y rogamos por un pais mejor. Pero que el precio lo pague otro. El sacrificio de 20 o 30 años pagando por las cosas lo que las cosas valen, dejando en banda a los que no quieran hacer nada por si mismos, y abandonando al Estado benefactor, es algo que no está en los planes de nadie.

    De uno u otro lado de la grieta.

  7. Que cierto esto de discutir cosas para hacernos los bólidos los Argentinos. Cuando escucho a un Uruguayo que me dic que tenga cuidado con el agua porque es cara, con la luz porque es cara y con el gas porque es caro, con un respeto por cuidar de esos recursos porque sino salen caros, entonces me pregunto qué nos pasó a los argentinos que disfrutamos de pagar nada por algo tan valioso. Prefiero que alguien pague impuestos y después todos nos beneficiamos con el Estado Benefactor!

  8. No entiendo para que tanta discusión, si la Argentina ya ha sido declarada “PAÍS INVIABLE” por el 100% “mas uno” de la humanidad.
    Déjense de joder. El último que apague la luz…

  9. ¿Alguien cree que Parrilli encubrió a Pérez Corradi por iniciativa propia?
    Lo maltrató a tiempo completo y sigue leal. Soldado inoxidable. Lástima que la suya no haya sido una causa noble.

  10. Extraño , verdad ? … Escuche x radio que algunas hablaban de una Matria , en lugar de Patria…..por ahi tendríamos que hacer un pijaso . ( En nombre de la igualdad de género )

  11. Lo extraño es que quieran redefinir la utilidad de las tetas. Había un cartel que decía:
    “Las tetas no son un objeto de deseo. Son para alimentar bebés”.

    Si no fuesen un objeto de deseo, ¿para qué ellas mismas le dan vida a la industria de la cirujía plástica de senos? Una mama caída alimenta tan bien como una turgente.

    Pero además no se puede, con un acto meramente volitivo, cambiar la sexualidad del género homo enunciando que las tetas ya no son excitantes.

  12. Siempre obviamos un aspecto , no sé si doloroso, pero real. El Pueblo aprendió a convivir con los Golpes de Estado. De Yrigoyen a Alfonsín. Creo que secretamente sabíamos que el hambre no tiene ideología ni forma de Gobierno y llenar la panza tampoco. Lo que nunca convalidó ese Pueblo fue la violencia. Por eso, que estúpidos asesinos con complejo de Clase como dice el genial Lucca, hayan creído que en nombre nuestro podían matar fue un tremendo error. El mismo que cometieron los militares que creyeron que el apoyo por acción u omisión se les dió para terminar la violencia era un cheque en blanco para atrocidades en nombre de la Patria. No advirtieron que duele Valle y duele Aramburu. Pero son tantos y tan graves los problemas que hoy vivimos que incluso el horror de aquellos años parece lejano y suena con sordina. Y eso es realismo. La famosa Grieta es por la forma de ver el hoy: inseguridad, hambre, corrupción, ineptitud, inequidad por un lado y por el otro giles que creen que esto se desarregló ayer y con un buen Relato se puede acomodar mañana.

  13. Chinasky no es una pelotuda que hace dibujitos de minitas histéricas queriendo imitar a Maitena pero sin poder llegarle a los tobillos?

  14. Estoy esperando el comentario de Marcelo al respecto de la condonación de 70 mil millones a uno de los contratistas mejor pagos que tuvo siempre el peronismo.

  15. El 22 de noviembre del 2015 fue diagnosticado como esquizofrénico. Al dia siguiente fue trasladado de urgencia a Buenos Aires e internado en el Borda donde lo atendí profesionalmente. Los enfermeros también se dedicaron a atenderlo…

    Es muy triste tener que comunicarles que Marcelo decidió terminar con su vida hace apenas una semana. Murió atragantado al intentar tragarse una boleta electoral del Frente para la Victoria que secretamente guardaba entre sus pertenencias. En la escueta nota que dejó para explicar su actitud, culpaba de su fatal decisión a los jueces antipopulares que procesaron a Cristina y a un enfermero que le era infiel.

  16. Hola Nicolás, disculpa que te escriba. Ayer comencé a leer su libro “Lo que el modelo se llevó”, y de casualidad había una persona que me acompañaba. Y como sabe que no soy especialmente una persona Kirchnerista, me dijo: Nestor les dio a los hospitales tubos de oxígeno. En ese momento, estaba leyendo el capitulo de la tragedia de once y la verdad qué me logró conmover, y cuando me dijo eso, le pedí con todo respeto que por favor, en este momento se reservara el comentario x lo que acaba de leer (como todo es una mentira sistemática en la cual se busca conseguir votos y sobre precios y bla bla). Entonces me dijo, “¿Vos crees todo lo que lees?”. Entonces, obviamente le dije que no. Y eso me llevó a preguntarme y replantearme lo difícil que es para una persona como yo (casi 20 años) con escasa formación, leer. Yo lo leo a usted, y, lamentablemente, le voy a creer todo, ya que no tengo herramientas ni formación para refutarlo en nada (valga decir que es usted junto a un periodista mendocino, lo tomo como palabra sagrada) qué pasaría si leo, por ejemplo, a VHM, seguramente me logrará convencer de sus argumentos. En realidad no sé porqué escribí esto, creo que es por lo indefenso que me siento cuando leo. La verdad es que es difícil hoy tener una discusión política porque parece una pelea de niños
    “él esto pero ella aquello pero si bien hizo esto también nos dio esto”.
    Creo que voy a optar por callarme y leer. Tratar de leer de ambos lados.
    Pequeña catarsis hice, pero lo sentía necesario, saludos y siga así.

  17. no terminaban las noticias de Hurlingam que llegó lo de Florencio Varela
    cuanto mataconcha zarpado que anda suelto
    idiota tmb… publicar en FB que sabés esconder un cadáver figura en el top ten de pelotudez, seguido de cerca por contar tu vida por FB

  18. De vuelta en la gran ciudad, pero en marzo nos tomamos otra semanita.

    Cuánto silencio por acá! Se ve que el opinologo promedio de RDP se toma vacaciones en febrero… Febrero! Y después critican, ajajajaja!!!

    Pensar que gracias a mí desapareció Mara y esto está más desierto que Unicenter una final de mundial.

    Caranchito, te das cuenta, acerquensé a La Lucila que les doy los regalitos.

  19. La Lucila, Vicente López, lindo lugar, me evoca tantos recuerdos, de los buenos y de los malos. Mi ex 2.0 se quedó con la casa que teníamos en la calle Andrés Ferreyra al 32xx.

    Respecto a Mara, algo me recuerda la frase de Pierre Corneille (injustamente atribuída a José Zorrilla): “Las personas que matáis se encuentran bastante bien” (el vulgo la popularizó como “Los muertos que vos matáis gozan de buena salud”).

  20. Luquita va a tener q votar a CFK en las elecciones legislativas…se le acabó el curro de la pose cheto-bardera-superada, y el blog se le fue a los caños…

  21. Falacia de petición de principio, caso circular:

    Luquita votará a CFK porque se acabó el curro bardero con lo que el blog se fue a los caños como se irá Luquita votando a CFK.

    Matate.

  22. Hablemos claro: el blog se fue a los caños cuando abandonaron dos personajes claves: Leo Roia y Hegeliano. Para colmo, justo en ese momento Mara se escapó del Moyano.

  23. Hola.
    Quedé tildado por algo que leí en la nota anterior “Hipocresía for Export” (muy buena por cierto).
    Me llamó la atención en uno de los últimos párrafos: “…mientras se viraliza que solo 8 personas tienen la misma cantidad de dinero que el 50 % de la población mundial, lo cierto es que nunca jamás en la historia de la humanidad la tas de pobreza estuvo tan baja como ahora. …”
    Soy de los que piensan que todo tiempo pasado fue peor, pero..esto es realmente así?
    Donde puedo obtener mas información al respecto?

  24. Pingback: Relato del presente: Manual para arruinar cualquier opinión | Gustavo

  25. Pingback: Manual para arruinar cualquier opinión | Relato del presente – The Bosch's Blog

  26. Como un signo de esperanza por el surgimiento de los nuevos movimientos sociales en América del Sur.En Argentina, Venezuela, Bolivia, Brasil, Ecuador, eminentes pensadores emprendieron la tarea de elaborar nuevas organizaciones, de encuadrar nuevas ideas para ofrecerle a esos pueblos. Estaban convencidos que estaban sufriendo una transformación hacia un nuevo mundo donde las pautas antiguas de la burguesía y la oligarquía no tienen lugar. Es la hora de los Pueblos, había dicho Peron. Filósofos, sociologos y politologos, estaban convencidos de la superación de la dominación, por el hombre mismo.
    Creian que la conciencia de esta gente, con nuevas ideas y firmes convicciones, no permitirian ningún intento de doblegar su construccion de patria justa, libre y soberana.
    Las dictaduras militares pasaron y no volverian, ni en la imaginación del más torpe.
    Sin embargo, a pesar de todo lo conquistado y todo lo aprendido. A pesar de todo lo sufrido y todo lo castigado. A pesar de los martires que dieron su vida por instaurar un ideal de cultura, trabajo y libertad. Ese pueblo. Este pueblo…
    Si no queres que los políticos te “caguen”…
    Para que los políticos no traicionen al pueblo la participación del ciudadano en la toma de decisiones trascendentales para el desarrollo de la comunidad, es imprescindible.
    Debemos expulsar de nuestras mentes y nuestras conductas ” la mentira de una democracia representativa cada vez más atacada por la corrupción y practicada como monopolio despótico del ejercicio del poder político fetichizado
    Es necesario organizar, institucionalizar la participación. La participación organizada fija los fines y fiscaliza la acción del gobierno” (Dessel-Carta a los indignados).
    Y entonces, en cambio de gastar energía en enfrentamientos inocuos, las mentes y las ganas se encauzarían hacia “haceres” y “diretes” constructivos de los legítimos derechos y la armonía soñada.
    Esto es así, señor periodista. Y con respecto a la juventud “La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud, en ella depositamos nuestra esperanza y la preparamos para tomar de nuestras manos la bandera”
    Por eso, desde el periodismo que es un sitio donde las palabras son escuchadas, hay que predicar, Nicolas, como hicieron Jesus y sus apóstoles. Saludos.

  27. che lucca ni apellido tenes no? xq no te da ni para dar nombre por las forradas que escribis, ademas de que te falta un par de cursitos de escritura sos una falta de respeto como Macri directamente no tenes Patria. Te haces el copado sos un reo mas de TN y Clarin. No entendes la historia ni la memoria xq en el fondo te encantaria que vuelvan los militares. Escribi lo que quieras que quienes creemos en las banderas de la memoria la justicia y los Derecho Humanos somos muchos mas y personas concretas con compromiso no mercenarios como vos ,tu gorbierno de ricos y los berretines de twitter.

  28. Todo lo que dice es básicamente mentira, pero me llamó la atención especialmente que diga que lo de Gomez Centurión, un apologeta directo de la dictadura, es menos procesista que Moreno, un militante anti dictadura, que al momento que hablaba sobre los alimentos, decía “la dictadura genocida que arrojó nuestros compañeros vivos al mar”.

  29. DELEN PERO QUE LAS PIJAS DEL “PIJAZO” ESTEN BUENAS, PARA VER MALAS, YA LAS VEO TODO LOS DIAS. BESITOS GABY!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *