La tortuga de James Cheek

Cheek, ex embajador de los Estados Unidos en la Argentina entre 1993 y 1996, será recordado por ser una de las figuras de las “relaciones carnales” durante el gobierno de Carlos Menem. Hincha de San Lorenzo, fue uno de los diplomáticos que más se involucró en el mundo de las celebridades, siendo un gran amigo del conductor Marcelo Tinelli. Pero en 1993, una anécdota generaría una de las frases maradonianas más destacadas: “Al cartonero Báez (Macri) se le escapó la tortuga”. El hecho hace referencia al día que la mascota familiar del embajador se escapó en una estancia durante una convención de bancos nacionales. Para encontrarla, el representante de los … Sigue leyendo