Yoga para relajarnos

El Yoga es una disciplina que trabaja en los tres planos del ser humano: espiritual, psíquico y físico, encontrándose estos estrechamente vinculados entre sí. El estado espiritual es el que guía a los otros dos. Por lo tanto, cuando nos sentimos estresados, nuestro cuerpo y nuestra mente emiten una señal de alarma dando lugar a un proceso fisiológico que genera emociones negativas y tensiones musculares.

Es aquí donde el Yoga cumple un rol muy importante, ya que conociéndolo en profundidad podemos utilizarlo como una eficaz herramienta para frenar estos cambios. Existen diferentes técnicas para controlar el stress, a continuación les daré a conocer dos muy importantes.

-Asanas: A través de diversas asanas –posturas totales- y ardhasanas –posturas parciales-  se logra elongar de manera completa los músculos de nuestro cuerpo y, consecuentemente, permitir que fluya la energía que se encuentra bloqueada en las contracturas o tensiones produciendo dolor. Lo que se logra a través de esta técnica es que la fluidez de la energía mejore los estados emocionales, es decir, el espíritu mismo.

-Relajación guiada: Para lograr la armonía en el Yoga, es necesario poner en movimiento nuestro cuerpo pero, también, permitir su reposo. La relajación consiste en acostarse en una superficie plana con los brazos estirados al lado del cuerpo y el dorso de las manos apoyado, respirando profundamente de manera calma. Cerramos los ojos y lentamente vamos relajando cada parte de nuestro cuerpo, siendo conscientes de cada una de ellas. Debemos aflojarnos y luego sentir nuestro cuerpo pesado, como si estuviese pegado al suelo. Con cada inhalación tratamos de sentir que oxigenamos nuestras tensiones y, con la exhalación, que se alivian. Nos mantenemos aproximadamente 10 minutos y lentamente comenzamos a poner en movimiento nuestro cuerpo, parte por parte. Nos desperezamos, bostezamos, hacemos cualquier movimiento que nos pida nuestro cuerpo. De esta manera vamos saliendo del estado de relajación.

Es importante tener presente que nuestras emociones se somatizan, por eso es fundamental trabajar en nuestro plano espiritual. Les recomiendo que comiencen a poner en práctica los ejercicios que les sean más accesibles y cambien los pensamientos negativos por otros positivos. El potencial del ser humano es asombroso, sólo hay que saber aprovecharlo al máximo… ¡ustedes pueden!

NAMASTE

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. Pingback: Cultivar el espíritu para alcanzar la plenitud | Adiós Stress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *