Yoga para mantenernos en forma

En muchos casos, el Yoga suele ser pensado como una actividad estática, orientada sólo a la armonía y la paz espiritual y/o al aumento de la flexibilidad. De hecho noto -conversando con gente que no lo conoce- que la imagen que tienen en su mente con respecto a la disciplina es la de una persona meditando y pronunciando el famoso mantra “OM” o la de un yogui ejecutando una postura que requiere una flexibilidad casi sobrenatural. Sin embargo, la realidad es que la función del Yoga dentro de lo que denominamos plano físico no se limita a simples posturas estáticas. También hay otras alternativas.

Existe una amplia variedad de estilos y métodos de Yoga y se pueden elegir en función de nuestras preferencias y necesidades. Si bien todos nos benefician, estos se diferencian entre sí en cuanto a las técnicas que utilizan y sus objetivos. Por ejemplo, la Yogaterapia utiliza técnicas psicosomáticas y sirve como complemento de otros tratamientos, tanto psíquicos como físicos; el Yoga Artístico se focaliza en lograr una expresión espiritual a través del arte; y por otra parte, tenemos otra variante que requiere una mayor movilidad y dinamismo, lo cuál nos ayuda también a mantenernos en forma: el Yoga Dinámico.

El Yoga Dinámico es un estilo de Yoga introducido en Sudamérica por Swami Maitreyananda en el año 1987. A diferencia de otros, su práctica se lleva a cabo a través del cambio constante de asanas –posturas-  sin la existencia de relajación entre cada una, ya que se considera que ésta se obtiene realizando la asana misma.

Es un estilo muy recomendable para las personas que no sólo buscan la calma y la plenitud, sino también modelar su cuerpo aumentando, a su vez, la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio. Cabe destacar que en todos los estilos y métodos yóguicos existe, además, una gran cantidad de beneficios orgánicos que mejorarán nuestra salud.

NAMASTE

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *