Tips para comenzar el 2013 renovados

El año se encuentra en su recta final y sentimos que nuestra energía se agota, pero utilizamos lo poco que nos queda para organizar las fiestas y, si tenemos la suerte de poder hacerlo, algún viaje durante las vacaciones. La pregunta es… ¿cómo hacemos para comenzar el año revitalizados? Existen diversas formas y la práctica del Yoga es una de las más efectivas. En esta nota les daré algunos consejos prácticos para poder lograrlo:

– RESPIRAR BIEN: Aunque muchos no lo sepan, respirar de forma adecuada nos equilibra psíquica y físicamente. Les recomiendo que dediquen un rato por día a ser conscientes de la respiración haciendo el siguiente ejercicio de respiración abdominal: al inhalar traten de llevar el aire profundamente hacia el abdomen inflándolo como si fuera un globo; al exhalar, el abdomen debe descender hundiendo el ombligo. Siempre respiren por la nariz y traten de repetirlo cinco veces como mínimo.

– MEDITAR: Nos sirve para calmarnos, desarrollar la creatividad, sentirnos más seguros con nosotros mismos y en plenitud. Una de las maneras de hacerlo es sentándonos en el suelo de modo que estemos cómodos y con el tronco derecho. Cerramos nuestros ojos, mantenemos la respiración abdominal y dejamos los labios entreabiertos.  Nos concentramos en algún objeto que tenga carga espiritual -como el mantra “OM” que nos remite a la creación del Universo- o alguna afirmación –por ejemplo, algún deseo que tengamos para el nuevo año que comienza. Lo repetimos varias veces en voz baja o mentalmente, con el objetivo de aquietar nuestra mente y separar los sentimientos de nuestros pensamientos.

– REALIZAR POSTURAS: Las posturas, también llamadas asanas en sánscrito, nos brindan una gran cantidad de beneficios, entre ellos: flexibilizar y tonificar nuestro cuerpo, fortalecer nuestro sistema nervioso, oxigenar mejor la sangre, mejorar el funcionamiento de nuestros órganos y una mayor nutrición de nuestras células. Es fundamental saber que si tienen algún problema de salud, ya sea leve o no, deben consultar con su médico antes de ponerlas en práctica. También es necesario que se lo comuniquen a su instructor o profesor,  debido a que no siempre es recomendable realizar todas las posturas para evitar lesiones. Una postura fácil y aconsejable para revitalizarnos es la siguiente: comenzamos con la respiración abdominal -la mantenemos durante todo el ejercicio-, nos colocamos de pie, nos reafirmamos para mantener estabilidad con los pies juntos y las plantas pegadas al suelo, inhalando estiramos los brazos hacia arriba estirándonos lo que más podamos de manera suave, nos mantenemos mientras exhalamos y volvemos a inhalar, y con la exhalación nos aflojamos. Repito el ejercicio al menos cinco veces.

Espero que le puedan sacar el máximo provecho a estos tips y no se pierdan los próximos que seguiré publicando la semana que viene. ¡Qué tengan un feliz comienzo de año!

NAMASTE

Meditación: remedio contra el stress

La Meditación es un método de Yoga que consiste en el aquietamiento total de la mente, lo cual permite que se relaje mientras se mantiene el cuerpo estático. Entre numerosos beneficios nos libra del stress, mejora nuestra salud, disminuye los dolores, reduce tensiones psicológicas y desarrolla nuestro potencial creativo. La postura adoptada para meditar debe ser cómoda y nuestra columna vertebral debe encontrarse erguida y libre, ya que si la apoyamos sólo lograremos un estado de relajación,  teniendo en cuenta que nuestro objetivo es lograr eso y mucho más.

Este método es sumamente necesario para cumplir con el objetivo del Yoga, que es el estado de plenitud, llamado en sánscrito Samadhi. Nos permite sentirnos en paz y en armonía con nuestro ser, apartando todas nuestras preocupaciones e inquietudes y concentrándonos en el “aquí y ahora”. Por este motivo es necesario incluirlo en toda rutina yóguica.

Para lograr el reposo de la mente, según Patanjali -reconocido pensador hindú, creador de los Yoga Sutras-, se debe aplicar una técnica llamada VIYOGA. Esta consiste en lograr la desvinculación entre el espíritu y la mente, es decir, separar lo que sentimos de lo que pensamos para que la tendencia que tienen a unirse no nos obstaculice.

Es recomendable meditar diariamente, como mínimo durante 5 minutos e incrementar el tiempo a medida que lo vayan ejercitando, preferentemente manteniendo un horario fijo o aproximado –por ejemplo, diariamente al regresar del trabajo o antes de dormir. Lo pueden hacer en cualquier momento que tengan libre, ya que no requiere de mucho tiempo. Cualquier lugar tranquilo es apto para practicarlo: en la oficina, en una plaza, en nuestro hogar y muchos lugares más. La gran ventaja de este método: es muy práctico y efectivo. ¡Cuando sientan los beneficios se sorprenderán!

NAMASTE

0909_meditacion_shankar_dyn_g17.jpg_1121220956

Beneficios del Yoga

El Yoga, además de ser una completa actividad física que nos tonifica y flexibiliza, es una disciplina que mejora nuestra concentración, reduce el stress, corrige nuestra postura, implica un camino de autoconocimiento y paz interior, nos revitaliza y mejora notablemente nuestra salud.

Dentro de su filosofía entendemos que el plano físico del ser humano se encuentra estrechamente vinculado al plano mental y espiritual, estableciendo una relación recíproca donde los cambios que se producen en cada uno de ellos afectan a los otros dos de manera inevitable. Por esta razón, es importante comprender que lo que se logra a través de su práctica frecuente es un equilibrio que nos conduce finalmente al bienestar y la plenitud.

Los ejercicios que realizamos en Yoga para alcanzar ese equilibrio estimulan nuestros chakras principales -puntos energéticos ubicados a lo largo de la columna vertebral- permitiendo una mejor conexión con nuestras emociones y el buen funcionamiento de nuestro organismo. Si bien estos no se ven, se sienten y se consideran un factor muy importante en nuestra salud.

A medida que vayan avanzando con esta práctica, irán descubriendo todos los beneficios que nos brinda, como también podrán comprobar que llevándola a cabo regularmente lo notarán cada vez más.

NAMASTE

¿Es necesario ser hiperflexible para practicar Yoga?

No. La creencia de que sólo puede practicar Yoga la persona elástica es un mito. Por el contrario, la práctica de esta disciplina ayuda a que la persona con poca flexibilidad la adquiera, aunque solo se puede aumentar hasta 2 grados; es decir, si nunca hemos sido muy flexibles, es casi imposible serlo totalmente aunque practiquemos Yoga el resto de nuestra vida.

También es importante destacar que el Yoga, a diferencia de lo que mucha gente supone, no sólo implica la práctica de posturas físicas –asanas- de fuerza, equilibrio y flexibilidad, sino también representa toda una filosofía espiritual relacionada estrechamente a la búsqueda de paz interior y armonía dentro del universo.

Otra cuestión que deben saber los practicantes es que las posturas deben realizarse de modo relajado, con el objetivo de lograr la calma y la plenitud psicofísica y espiritual. Si bien existen diferentes estilos y métodos dinámicos de Yoga -como el Namaskar Yoga, Power Yoga y el Iyengar, entre otros-, no debemos olvidar cuál es el fin de su práctica. Muchos profesores exigen a los alumnos de manera excesiva para que logren armar una postura perfecta, incluso forzando una flexibilidad que no tienen, pero es necesario entender que lo único que se logra es cansar al alumno y en muchos casos se generan lesiones.

Por lo tanto, no debemos descuidar el aspecto espiritual del Yoga, ya que es fundamental para poder disfrutar de su práctica y así alcanzar la relajación y plenitud.

NAMASTE

¡Bienvenidos a Adiós Stress!

Mi nombre es Florencia Durán y soy profesora de Yoga Integral.

Los invito a este nuevo espacio de Rouge, donde podrán aprender la importancia del Yoga en nuestro bienestar psicofísico y espiritual cotidiano. La mayoría de las veces se encontrarán en situaciones estresantes debido al trabajo, las tareas del hogar, la dedicación hacia sus hijos, problemas de pareja, y otras cuestiones más. No se preocupen… ¡Es algo que nos pasa a todos! Tarde o temprano. Sin embargo, la realidad es que cuesta mucho encontrar un espacio de paz interior, aunque nos encante lo que hacemos. Por este motivo es recomendable que puedan comenzar una nueva etapa más espiritual para poder sobrellevar esa carga que los agobia día a día, esa rutina que los arrastra y de la cuál seguramente han querido desprenderse en algún momento como por arte de magia. Los milagros no sabemos si existen, pero les puedo asegurar que el Yoga es una disciplina con la cuál van a poder conectarse con esa esencia personal que quedó empañada por el rol de ama de casa, docente, empresaria, artista, empleado, madre, padre o profesional.

Swami Asuri Kapila (el gran Maestro formador de profesores de Yoga), dejó plasmado en sus enseñanzas que ” ‘YOGA’ es una palabra sánscrita que significa literalmente, traducida a nuestro lenguaje: unir, juntar, soldar, y está tomada de la raíz ‘YUJ’: unión. Lo mismo que cuando se sueldan dos pedazos de metal se transforman en uno solo, así es la Yoga, aplicada al hombre que es una parte de la esencia divina, le hace posible unirse con el espíritu universal y percibir así su esencia espiritual. Naturalmente, esta condición se obtiene con la práctica de ciertos ejercicios físicos y mentales que forman todo un cuerpo de doctrina, dividida y subdividida en diferentes etapas y grados.”

En síntesis, el Yoga es un estilo de vida y su frecuente práctica nos lleva a un estado de plenitud denominado, en sánscrito, samadhi. Se lleva a cabo, entre otras técnicas, a través de respiraciones bien realizadas y posturas físicas benéficas para el organismo y nuestra mente. Les propongo que nos encontremos en este espacio formando un punto de encuentro para poder ir compartiendo con ustedes tips de Yoga, e ir sumergiéndolos en este interesante mundo que seguramente será nuevo para la mayoría de los lectores. ¡Nos vemos pronto!

NAMASTE