Las damas Pro apostaron a la sensualidad

En la despedida del embajador estadounidense Noah Mahmet tanto Juliana Awada como Bárbara Diez, primeras damas nacional y porteña respectivamente, apostaron a la sensualidad. Las transparencias en el vestido de Juliana (de la firma El Camarín de su amiga y cuñada Yanina Solnicki) y el escote del mono de Bárbara fueron las claves del look. Una de negro, otra de blanco.

¿El detalle? la cartera Chanel de la mujer de Macri. Clásico de clásicos.

noah-mamet-junto-a-la-primera-dama-juliana-awada-el-ministro-de-cultura-pablo-avelluto-y-la-actriz-anama-ferreiranoah-mamet-junto-al-jefe-de-gobierno-porteno-horacio-rodriguez-larreta-y-su-mujer-barbara-diez

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.


Comentarios

  1. Cuánto tiene todavía que aprender Juliana, con ese vestido largo, debió sacarse el reloj Rolex super Sport de acero y tamaño medio.
    Debió llevar una pequeña cartera de mano y no una mediana Sport por más 255 de Chanel que sea.
    El mundo de la confección y de las boutiques no prepara para las normas de etiqueta que debe respetar una primera dama con aires de fashion víctim

  2. Juliana es una mujer de mucha clase y tiene mucha personalidad para vestir !!!
    ya lo dijo coco chanel … “No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación.
    No es la ropa, es la clase.”

  3. El establishment maldito fue a la festichola donde sirven champagne con los impuestos de los americanos viejos como nosotros en Buenos Aires. Este sinvergüenza de Mamet fue, y toda esta obsecuencia desaparecerá en las próximas horas, recordadando a este chofer-guardaespaldas trucho de Obama como un delincuente que usurpó la embajada para pegar a viejos norteamericanos y negarnos hasta votar. Quedan horas…

  4. Awada divina como siempre, el vestido es NEGRO Si no tuviera algo de gracia seria para un velorio, no para un evento, por mas formal que sea…Ya hace 17 años que estamos en el siglo 21 y a algunos “expertos” en etiqueta no les llegó la noticia de que hay otros estilos, otra bijouterie, OTRA COSA!! los que la critican atrasan 60 años…