Dicen que soy aburrido

pinobostezando

Cómo se habrán dado cuenta los más fieles lectores del blog (Hola Mamá), estuve ausente por unas semanas.  No fue porque me fui de vacaciones a la isla Seychelles, ni fue por miedo a que Ventura me escrache en la próxima tapa de Paparazzi, fue porque la verdad no sentía que había nada nuevo para aportar en este último mes.  A veces siento que este país es tan perfecto, tan correcto, tan normal, que la verdad que a veces aburre.

Esta semana Moyano hace otra marcha en plaza de mayo.  Un montón de gente protestando en la plaza de mayo…Ah, mirá vos qué ABURRIDO.  Hagan algo diferente che, improvisen un poco.  No me refiero a nada violento, el tema linchamientos y brutalidad garpaba el mes pasado, ya pasó de moda.  Para mi una idea genial sería entregar la mercadería equivocada.  Es decir, mezclar las rutas de los camiones y así complicar al resto de la sociedad, pero de otra manera más divertida para todos y todas.  Que por ejemplo en vez de ir al supermercado a comprar carne, tengas que ir a Frávega o Garbarino (Ya de por si, no me quejaría con la posibilidad de pagar un churrasco en 2500 cuotas), ó que el camión que viene a entregar remeras de La Cámpora para algún acto en Tecnópolis se “equivoque” y termine entregándoselas a una comuna del PRO, ¡Imaginate la cara de los tipos, sería genial!  Ah no, cierto que en las protestas cortan las calles más transitadas del país para molestar a una presidente que se mueve en helicóptero, qué boludo que soy.

Me aburre la inflación también (Bueno, en realidad no, pero sentía que si terminaba la entrada del blog en el último párrafo quedaba demasiado corto).  Ahora nuestro ministro de economía Kicillof dice que usar la palabra “inflación” para denominar lo que es meramente un “movimiento de precios” es absurdo.   Absurdo es no reconocer la inflación, es como que un gordo diga que en realidad no es gordo, sino que tiene huesos grandes.  Como decir que la inseguridad es una sensación mientras vas a hacer la denuncia del robo de un auto, cosas que ya conocemos, que aburren.  Hay que cambiar un poco el tema, se cae la intención de voto, se cae la imagen positiva, y por sobre todo se cae el rating.

Publicado por
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas.
Publicado en Sin categoría


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *